Llegamos al 2008 con un nuevo concepto de comparsa. Comenzamos en septiembre con una idea poco definida sobre el tipo de este año. Queríamos algo con fuerza pero que se saliera del tipo histórico que recreamos con “Santa María”. Al final se fue dando forma a la idea de una batalla entre el bien y el mal. Después de varias ideas decidimos representar una lucha entre el cielo y el infierno representados por ángeles y demonios. Así empezó lo que al final sería un tipo espectacular con dos bandos de guerreros celestiales e infernales.

El grupo sigue prácticamente igual, incorporándose Jesús Moreno Miranda a los tenores, con lo que volvemos al número habitual de 16 componentes. La dirección sigue recayendo sobre los hombros de Juan Fernando y Víctor Manuel Torres. La autoría de la música y de la letra es en su mayor parte de los citados anteriormente, teniendo como novedad en este campo la participación de Miguel Ángel Camacho, autor de la música de la presentación. Se juega con melodías épicas, incluyendo la dualidad del bien y el mal en todo el repertorio musical.

Actuación en el concurso de Martos

Actuación en el concurso de Martos

Todo gira alrededor de los tipos, y a la hora de confeccionar los disfraces buscamos el estereotipo de ángel y demonio guerreros. Nos basamos en las representaciones de arcángeles para recrear el bando celestial y en las imágenes típicas de demonios para el bando infernal, en donde utilizamos diversas prótesis de látex aplicadas en la cara como las que se usan en cine para efectos especiales. El mayor problema que se nos presentaba era la confección de las alas, especialmente las de los ángeles. Queríamos que dieran una imagen realista y para ello deberían ser de pluma natural. Partíamos de un armazón sólido, a la vez que ligero, creado por David Chaichio; y sobre él colocábamos, una a una y separando el ala izquierda de la derecha, las plumas de pato y pavo, haciendo un total de casi 6.000 plumas. Una vez solucionado este problema se nos planteaba otro. Teníamos que representar en un telón la batalla entre el bien y el mal. La idea estaba clara, pero la realización era un escollo importante. Gracias a la maestría de José Cabrera, un artista granadino, solucionamos este problema. Este fue el autor de uno de los telones más espectaculares que se han visto en carnaval, causando sensación allá donde actuábamos. José resolvió magistralmente el concepto de batalla celestial.

Actuación en la final del concurso de Jaén

Actuación en la final del concurso de Jaén

Comenzábamos los concursos de carnaval con mucho adelanto este año. El primero fue el de Jaén, que después de varios años de festival, volvía a recuperar el carácter competitivo, incluyendo varias fases. Desde el año 2003 con “La fragua” no volvíamos a pisar las tablas del teatro Darymelia donde se celebrara la ronda de semifinales. Esta ronda estuvo muy reñida, con una amplia participación de comparsas, sobre todo ubetenses, de gran calidad. Conseguimos pasar a la fase final que se celebró en el Nuevo Teatro Infanta Leonor, donde nos alzábamos con el primer premio. Posteriormente participábamos en el concurso de Andújar donde conseguimos un tercer premio y volvíamos a Torredonjimeno, un pueblo donde estamos como en casa y donde revalidábamos el primer premio obtenido el año anterior con “Santa María”. En nuestra ciudad éramos galardonados con el premio a la mejor puesta en escena y un segundo premio en la modalidad de comparsas. Terminábamos los concursos con el de Puertollano donde conseguíamos ser una de las dos comparsas que se colaban en la final tras haber competido con buenas comparsas ubetenses y cordobesas. Aquí el jurado nos otorgó un segundo premio y el premio a la mejor escenografía.

Actuación en el II Festival Carnavalero de Torredonjimeno

Actuación en el II Festival Carnavalero de Torredonjimeno

El trabajo lo completábamos con la edición del cd que, como ya es habitual, corría a cargo de Manuel Jesús Sánchez y Rafael Camacho, en las labores de grabación y mezcla, y con la inestimable ayuda de Javier Camacho.

Atrás quedaban los días de ensayos y trabajo a marchas forzadas por la temprana fecha del carnaval, y todo este esfuerzo era recompensado por un público cada vez más exigente, que un año más valoraba y premiaba a nuestra comparsa con su aplauso y reconocimiento, siendo para nosotros lo más importante y la principal motivación para seguir un año más ofreciendo nuestras coplas de carnaval.

0 Respuestas a “Año 2008. La Eterna Batalla”


  1. Ningún Comentario

Añade un Comentario