Archivo de la Categoría 'Tipo y atrezzo'

Aquí unos amigos… o historia de un telón

Rocío y JoseOs presento, estos son José Cabrera y Rocío Espín, compañeros de carrera y amigos de “Graná”. Aquí todos los amantes del carnaval y amigos de la comparsa “La Eterna Batalla.” A vosotros, hoy, os quiero contar la historia de cómo se hizo ese pedazo de forillo que nos acompañaba en los escenarios, y, a ellos, les quiero dar, una vez más (y no será la última), las gracias por todo lo que han hecho por esta comparsa. Así que, para no repetirme, intentaré hacer ambas cosas contando una sola historia, y como no sé bien como empezar….lo intentaré por el principio.

Cuando, a finales del verano pasado, fuimos definiendo el tipo de la comparsa, vimos que la complicación del tema iba a ser mayúscula. El disfraz, ángeles y demonios que luchan en una batalla ancestral, ya era difícil, y la confección de las alas y la caracterización de los demonios, marcarían la calidad del vestuario. Bueno, esto es otra historia, pero vimos que, mas o menos, podríamos controlar el tema, pero, ¿y el forillo? Debía representar no solo el cielo y el infierno, sino la confrontación entre ambos. Uff, ¿Cómo es el reino de los cielos?, me negaba a que quedara todo reducido a nubecitas o algo parecido. El reino de los cielos en guerra contra los infiernos debía ser otra cosa, ¿pero qué? Hasta entonces la comparsa había confeccionado su telón ella misma, pero, este año, se nos escapaba de las manos. Y no solo el telón, sino la portada del libreto, del CD… etc. Decidimos llamar a Ras Artesanos para que nos asesoraran, pero, entre que llamamos un poco tarde, y otros problemillas que no vienen al caso, vimos que para lo que buscábamos esa no era la mejor opción. Sopesamos otras opciones, pero ninguna tenía la calidad que buscamos. Estábamos ya bastante preocupados con el tema cuando, de repente me acordé de José y Rocío.

Rocío es esa rubia guapísima de la foto, compañera de arquitectura y, por encima de todo, una amiga muy especial. Alegre, simpática, coqueta, sensible…bueno, me centro, que sino la historia se alarga. Rocío, aparte de una arquitecta con una imaginación infinita, es una dibujante espectacular. En la carrera teníamos que dibujar desde estatuas, hasta todos los rincones de La Alhambra, y a ella se le apreciaba un talento fuera de lo habitual. Pero si ella dibuja bien, lo de José, su novio, es increíble. José, al que también podéis ver arriba (y también más abajo, je,je,je) es también compañero de la carrera, pero con él no tuve la suerte de coincidir en clases, así que lo conocía menos. Pero había visto dibujos de él y eran tan realistas como fotografías pero más sugerentes. Los llamé para explicarles el tema, nuestro problema, y para ver si querían hacernos el favor de colaborar en nuestro proyecto. Aquí les doy las primeras gracias, porque a los dos minutos de colgar me llamaron para decirme que contara con ellos, que la idea les había encantado. El reto estaba en marcha.

Tras varias conversaciones vimos que lo mejor era hacer un dibujo a escala y luego plotearlo a tamaño real, así que una acuarela de 30 x 60 cm se convertiría en un telón de 6 metros de alto por 12 de largo. ¡11 veces más grande que el original! Esto llevaba implícito un problema, el nivel de detalle del dibujo debía ser altísimo para que al multiplicarlo por 11 no se distorsionara. Bueno, los aspectos técnicos, luego que los cuenten ellos si quieren, yo sigo con la historia, porque antes venía el principal problema: ¿Cómo es la batalla entre el bien y el mal, el encuentro entre el cielo y el infierno?. Como arquitecto debo decir que no hay proyecto más interesante que diseñar el reino de los cielos. Pero, ¿como representarlo en un telón de carnaval? Confiamos plenamente en José, y éste nos devolvió la confianza con creces.

Boceto1 Boceto2
Boceto3

Cuando vimos el boceto, nos quedamos helados. No sabíamos cómo explicarlo, pero era justo eso lo que buscábamos, lo que pasa es que ni siquiera éramos capaces de imaginarlo. La idea era increíble, el reino de los cielos impresionante, y el ejercito de demonios que lo asaltaban, sobrecogedor. José lo había logrado, pero claro…ahora había que dibujarlo. Para los ángeles y los demonios, en las posturas que los había imaginado, él mismo hizo de modelo (espero que no te importe que lo diga, pero ya que tienes ese cuerpazo, que se sepa de quién es).


Boceto4
El resto ya lo sabéis. Un telón increíble. Unas puertas del cielo sobrecogidas por la llegada de miles de demonios. La luz celestial se mezcla con las tinieblas del infierno y una puesta de sol como espectador de la contienda. El resultado final lo tenéis como cabecera de esta página. Aquí os pongo algunos detalles de esta obra de arte, pero, antes de terminar esta historia, que ha salido demasiado larga (perdón a los que lo lean) me gustaría decirles algo a mis amigos de “Graná”, desde hoy, también amigos vuestros. José, no te conocía mucho antes de esta aventura porque eres un poco tímido, pero tengo que decirte que, ahora que te conozco algo más, eres una persona increíble. Nos has ayudado por nada, has trabajado mil horas impagables, y siempre con una sonrisa y lleno de buenas intenciones. Como dibujante, no voy a decir nada, porque está todo dicho con tu obra. Tu página web, http://brujulacromatica.blogspot.com, siempre estará como web amiga, al igual que tú. Espero que a raíz de esto, te salgan muchos encargos. Para cualquier cosa que necesites, quiero que sepas que puedes contar conmigo, y cuando digo conmigo, digo con toda la comparsa. Estamos en deuda contigo.
Rocío, te digo lo mismo. Eres única, no cambies nunca, y espero que siempre estemos en contacto.

Bueno niños, que las GRACIAS que os damos desde aquí son como nuestra batalla. ETERNAS…

Detalle1 Detalle3
Detalle2

Santa María

Santa María ¡Soltad amarras!, ¡Levad el ancla y desplegad las velas a todos los vientos!

Hace unos meses este viaje era solo un empeño y ahora ya es realidad. Trabajo nos ha costado formar a la tripulación de este barco para un fin tan peligroso. Hemos preparado nuestra “Nao” a conciencia y nada ni nadie nos podrá parar.

¡Locos!, murmuraba la gente cuando nos veían pasar, pero al fin, la comparsa “Santa María”, zarpa hacia nuevo mundo. Un mundo de sueños e ilusiones, donde nada es lo que parece.

Cubierta de la Memoria de la Comisión
Arqueológica Ejecutiva del año 1892
(cuatrocientos años después del Descubrimiento)
Dibujo de R. Monleón

Informe de situación

Tras estas dos intensas semanas de trabajo en navidad, podemos decir que los reyes se han portado bien con nosotros:

Tenemos un repertorio (a falta de un último tema por si surge algo de rabiosa actualidad) muy completito, la reestructuración de voces es un hecho, el resultado a tanto trabajo se deja notar, resultado que alimenta la ilusión y ganas de los componentes del grupo.

Este año nadie está cansado de repetir las mismas letras una y otra vez (es lo que tiene cuatro meses de ensayo repitiendo las mismas canciones), al contrario, tenemos que frenarnos para no quedarnos roncos de tanto repetir… ¡Cuánto más lo escuchas, más te gusta!

Aún se está confeccionando el decorado ya que este año es muchísimo más complejo que el del año anterior. Somos pocos y todo lo hacemos nosotros. He ahí otra gran diferencia de nuestro carnaval con el de Cádiz. No veo yo a Juan Carlos Aragón pintando el decorado…

Seguimos con las mismas ganas e ilusión de siempre para no defraudar, adelantaros que tenemos un repertorio genial gracias al esfuerzo de nuestros autores y que estaremos catorce tios (bueno trece y una mujer), dándolo todo encima de las tablas.

Esperamos que este año volváis a disfrutar con nuestra comparsa, nuestro nombre… en próximas entregas…