Archivo de la Categoría 'Componentes'Pag 2 de 4

Nuevo fichaje

El pasado día 25 de septiembre hicimos un nuevo fichaje para nuestra cantera. Se trata de Alejandro Moreno, hijo de Amador y Loli. Nos consta que no para de ensayar y lleva camino de convertirse en un gran octavilla como su padre. Por lo pronto hoy ya los han echado del hospital debido en parte a la constancia de Alejandro en sus ensayos. Aquí os dejo una foto de él junto con su hermana Lucía.


Alejandro y Lucía, hijos de Amador Moreno y Loli.

Enhorabuena papás.

Entrevista a Jose María, uno de nuestros “huecos”

 

José María Es uno de los que le dan el toque grave a la comparsa. Parece mentira al verlo que sea capaz de sacar ese “vozarrón”, sobre todo cuando se trata de cantar en la cuerda de bajos, pero el tío es capaz de llegar a tonos muy bajos con una potencia que deja pasmado. Es famoso por sus “perturbaciones” en los ensayos y por sus despistes. Podéis conocer más de Jose María en su ficha de componente.

¿Cómo llegaste a la comparsa? Pues como no podía ser de otro modo de la mano de mi hermano. El ha sido mi “padrino” en todo esto del carnaval. Llegué en “Corazón de trapo” pero a decir verdad cuando me enteré de que “Entre Olivares” sacaba una comparsa me ilusione con el tema y me intrigaba todo lo que tenía que ver con el proyecto. Cuando vi por primera vez a la comparsa actuando en el teatro Darymelia de Jaén me dije: Yo quiero hacer eso, yo quiero cantar, pero no abrí la boca. Es que soy más bien “cortillo” y me daba cosa comentarlo, pero estaba deseando que me dijeran algo “pa” soltar un SI como un camión. Para el siguiente año supongo que debían completar plantilla y pensaron en mí ¡Que ilusión! Me salió un “si” chiquito creo recordar, ya he dicho que soy cortillo, y entré despacito y sin mucha bulla en esta familia que es la comparsa “Entre Olivares”. Ahora que me he “tomao” las confianzas, ¿Armo bastante más jaleo, verdad? Jajajajajajaj.

Desde “Corazón de trapo” a “La eterna batalla” han pasado algunas agrupaciones, ¿con cuál te quedas?Si que han pasado unas cuantas pero si tengo que elegir… ¿Me tengo que quedar con sólo una? Bueno, voy a ser original y voy a decir que “La Fragua” aunque las dos últimas la siguen muy de cerca. De lo que si estoy seguro es de que no hemos tocado techo. Nuestra mejor comparsa está por salir.

Tu hermano es el que os “mete en vereda” a la cuerda de bajos, ¿es duro? A veces sí, porque el es muy constante y puntilloso y eso puede agotar un poco. Esa manilla nerviosa que se agita mientras marca el tempo… ¡Más rápido, más rápido! Te puede matar de los nervios, pero es que él se exige tanto que no puede pedir menos a los demás y ahí está uno de los motores que tanto hace prosperar al grupo y en este caso concreto a la cuerda de bajos que formamos Amador ( torooooo!!! ;-) ) y yo. Resumiendo, es mi hermano, es un “máquina”, estoy en esto por él y gracias a él mejoro año tras año. Te quiero cabezón (Shhhh pero que no se entere nadie).

¿Cómo has visto el carnaval marteño este año? Lo que más me ha marcado este año ha sido la actitud del público. Ha sido súper-positiva. No esperaba ese calor en el teatro, lo digo en serio. El público marteño siempre ha sido muy frío y arrancarles un aplauso no es tarea fácil pero es que este año han aplaudido, han llorado y se han levantado de su asiento batiendo palmas. ¡Impresionante! No se me va a olvidar en la vida. Un aplauso sincero emociona siempre pero si es de tus paisanos muchísimo más. Por todo esto gracias Martos. También, desde aquí, quería alabar la labor de la comparsa hermana y animar a todo aquel que ame esta fiesta o tenga inquietudes musicales que se ponga en marcha y monte una agrupación de carnaval y si es chirigota mucho mejor, así damos una nota de color a este pueblo comparsista. Jose María

¿Y a nivel provincial? Me agrada ver que aumenta en calidad y cantidad de grupos, es cierto que podemos y debemos mejorar mucho todavía en algunos aspectos pero si somos capaces de provocar aplausos sinceros, divertir y emocionar al público no vamos por mal camino.

Quizá no vendría mal que algunos ayuntamientos nos empiecen a tomar en serio y brinden la atención que se merece esta fiesta. Trabajamos mucho durante mucho tiempo y a todos nos gusta que se nos escuche. Me ha encantado el giro en positivo que ha dado el carnaval en la capital, apostando por un gran concurso muy apetecible para público y agrupaciones. La gran afluencia de público al teatro Infanta Leonor demuestra que con un poco de apoyo pueden surgir grandes cosas, imaginemos que pasaría si ese apoyo fuera algo mayor… Esperemos que el caso de este año no se reduzca a una anécdota.

¿Qué lugar, de todos los que la comparsa ha visitado este año, te ha llegado más en el plano carnavalero? ¿Uno sólo? Para mí han sido dos y los dos en la misma jornada. Martos, por lo que ya he comentado un poco más arriba y en segundo lugar Torredonjimeno. Fue impresionante con el cariño que esta población nos recibió y premiaba nuestro repertorio escuchando atentamente y aplaudiendo con todas sus fuerzas. Ya lo sabéis toxirianos, sois un público de categoría.

¿Qué destacarías de la comparsa? Que somos una gran familia, eso lo principal. He encontrado grandes amigos que de otra manera no habría conocido nunca. Existe muy buen ambiente dentro del grupo y lo pasamos muy bien haciendo lo que nos gusta, es cierto que a veces surgen momentos “intensos” pero todos sabemos que son los efectos del trabajo en grupo y como tales se diluyen enseguida. Y con esto llego a otro de los puntos característicos de esta comparsa, “el trabajo en grupo”.La tarea de creación y montaje es muy compartida y eso se nota en el resultado pues le da una personalidad muy marcada y especial a la comparsa. Cuando Juanfer y Víctor llegan con una nueva composición me encanta ver como poco a poco va creciendo y completándose con los aportes del resto de los músicos, la materia prima es magnífica pero con ese proceso se hace aún mejor. Rafa Camacho, Manolo Sánchez y mi hermano tienen mucho que ver en como suena esta comparsa, el resto también aportamos nuestro granito de arena pero creo que ellos son los que determinan gran parte de la personalidad musical de la comparsa.

Para terminar. Este año como conductor del camión tienes unas cuantas anécdotas, cuéntanos alguna. Uff, me ha pasado de todo y es que los vehículos a motor y yo no nos llevamos demasiado bien. Algún que otro golpe se ha llevado la caja del camión, algún pinete en Jaén, la nave de los chais etc… Pero los mejores han sido los viajes a Puertollano en la ida por unos problemillas con el camión íbamos muy ajustados con el tiempo, para colmo no conocíamos muy bien el camino y casi al final del viaje se nos encendió la reserva del camión, un show. Era un cachondeo ver como toda la comparsa nos llamaba una y otra vez a los encargados preguntándonos por donde íbamos con el camión y como nosotros “maquillábamos” los datos para no ponerlos más nerviosos, además aguantándonos las ganas de mear para no tener que parar y llegar a tiempo (aunque al final las necesidades fisiológicas primaron sobre la prisa J ) La vuelta también tuvo su miga, entre que nos volvimos por otro camino distinto, que eran las tantas de la madrugada y que nos pilló una lluvia y una niebla que no veíamos ni el morro del camión, el viaje se nos hacía un poco largo así que nos dedicamos a contar chistes, aunque intentaba no reírme mucho porque por cada carcajada se me iba un volantazo y a más de uno se le ponían los huevos de corbata. Esta vez tampoco faltaron las llamadas de la gente pendiente de nuestro paradero, la última llamada fue para anunciar nuestro pase a la final, era la recompensa a tantas fatiguitas con el camión así que al llegar a Martos no pudo faltar un brindis improvisado con cava y sidra, el broche perfecto para una jornada “perfecta”.

Entrevista a Raúl, el bombista de la comparsa

Retomamos las entrevistas para ir conociendo un poco más a todos los que forman esta comparsa. Este vez le toca el turno al bombista, que desde el inicio de la comparsa está detrás marcando el compás de toda la comparsa. Raúl Sánchez es pilar básico para que no se pierda “compás” y responsable, junto a Rafa Camacho, de toda la percusión. Podéis conocer más datos suyos en su ficha de componente.

Desde el año 1999 con el bombo “a cuestas”, ¿afición o lo típico de “porque nadie quiere tocarlo”? No es que sea afición, me gusta la percusión, pero eso de llevar unos kilitos colgados no es muy agradable.

La verdad es que cuando me dijeron de entrar en la comparsa, por el año 1999, era el único puesto que quedaba libre (qué casualidad). Cuando Juan Fernando me lo comentó le dije que sí, pero yo nunca había tocado un bombo y si no valía para ese puesto me buscara sustituto, le gustaré todavía cuando sigo.

De todas formas, sigo con la esperanza de poder pasar a primeras filas, pero pocos se atreven a tocar el bombo y aquí sigo, con un “peazo” bombo que cada vez que veo otras agrupaciones con bombos más chicos, me acuerdo de quien me lo colgó.

¿Cómo se ve la comparsa desde atrás? Este año se veía bien poco, simplemente alas blancas y negras. Yo la veo bien, desde atrás puedes ver a casi todos, ver lo que hacen, como se mueven.

Se ve casi como la pueden ver los de la segunda fila pero diferente de los que están en primera fila, ya en serio, veo una comparsa compacta que disfruta cantando y lo da todo en los escenarios.

¿Cuál ha sido el año en que para ti la percusión ha estado más trabajada? Difícil responder con una agrupación en concreto. Desde LA RECONQUISTA hasta LA ETERNA BATALLA el trabajo ha ido mejorando. En la primera comparsa creo recordar que hacíamos pocos adornos de percusión pero mucha ilusión para hacer un buen trabajo, pensad que era la primera vez que me colgaba un bombo, aunque sabía tocar la batería, de bombo de una comparsa no tenia ni idea. Con Corazón de Trapo ya cambió un poco la cosa a igual que con Figúrate. De la Fragua fue un buen año de percusión, muchos ritmos flamenquitos y cosas nuevas para mí, con los Bufones también fue un año complicado para conseguir esos ritmos que vayan con el tipo y con la música y que no sean muy repetitivos, pero Santa María y La Eterna Batalla creo que han sido los dos años en que la percusión ha trabajado como nunca. Con la nao nos calentamos la cabeza pero este año hemos dado una vuelta más a la tuerca de la percusión, buscar dos ritmos en el estribillo del cuplé y hacer ritmos diferentes a lo estamos acostumbrados a escuchar.

En definitiva, me quedo con todas las agrupaciones porque con cada una de ellas he aprendido mucho gracias a mi compañero Rafa Camacho. Para él la tuerca de la percusión nunca se llegará a apretar. Él es el culpable de que la comparsa me subvencione una fisioterapeuta después de carnaval. GRACIAS RAFA.

En todos estos años seguro que tienes infinidad de anécdotas, ¿cuál recuerdas especialmente? Sin duda el año que mejor recordaré es el de los bufones, mucho frío el que pasé en Cádiz, en el fin de semana de piñata, en ese callejón esperando al taxi, no me quitaba el frío ni ese tanga (tirachinas) que pude ver en un soplo de aire y, para colofón, una semana de vida llevaba dentro de mi mujer mi hija Paula. Os remito a una canción que para mi es claramente lo que me sucedió http://www.youtube.com/watch?v=I8X3L4kZzes.

Ahora que recuerdo, con Santa María en el teatro de Martos empezaron a presentarnos para la actuación cuando, de repente, apagaron todas las luces y me vi sin bombo. Lo malo no era eso, tenía que ir detrás del forillo a por él, ponérmelo, salir al escenario y todo a oscuras. Estaba ya el telón abierto cuando yo salí.

¿Qué te ha aportado personalmente todos estos años de comparsista? Sinceramente la satisfacción de tener a buenos compañeros tanto como personas, como cantantes, compositores,… y la amistad que tengo con ellos. Muchas sensaciones nuevas, por ejemplo cuando ves al público secándose las lágrimas. Nunca olvidaré cuando mi compañero Ismael me hizo saltar las lágrimas después de cantar en Martos con la Fragua. Conocer muchos locos carnavaleros/as, compartir ideas y escenarios. No todo ha sido bueno, también me llevo cosas no muy gratas, pero me quedo con las buenas.

¿Cómo ha transcurrido este carnaval? Para mí a pasado demasiado deprisa, de un lado para otro, sin tiempo para nada, un poco estresante. Después de varios meses ensayando luego pasa todo en un abrir y cerrar de ojos.

Pienso que son muchos meses trabajando y poco tiempo para disfrutar del carnaval. De cantar en los escenarios casi que nos hartamos, pero el estar en la calle, con la gente de cachondeo y con cerveza, este año nos hemos quedado un poco cortos. Hemos tenido menos juergas por la coincidencia en el mismo fin de semana de carnaval de varios concursos, pero muy contento por lo bien que lo hemos pasado en el escenario.

Este año dos primeros premios. Supongo que satisfecho, ¿verdad? Sinceramente estoy muy contento con los primeros, segundos, ….. pero hay una recompensa al trabajo que supera cualquier premio cuantitativo que otorga un jurado, y ese es el aplauso del público.

Como he dicho antes, estoy contento con los primeros premios, pero la satisfacción de este año para mí es que después de cantar las semifinales en el Darymelia (Jaén), y tras quitarme las alas,me disponía a bajar a vestuarios cuando vi a un chaval de unos 8-9 años, se me acercó y con cara de sorprendido me dijo “que pedazo de comparsa, me habéis gustado mucho y para mí sois los mejores”. Me comentó que el cantaba en una agrupación y que le gustaba muchísimo el carnaval, le dije que ánimo y que siguiera trabajando para hacer carnaval. Esto supera todos los primeros premios que me puedan dar, estas cosas son la que nunca se olvidan a igual que todo un teatro en pie aplaudiendo.

¿Qué deseo carnavalero tienes? Que vuelva Antonio Martínez Ares al carnaval y me fiche de octavilla (ES BROMA). Que sigamos juntos cantando todos los años que podamos y si Antonio no me ficha como octavilla que lo haga para tocar el bombo. Que la gente de Martos se anime para hacer agrupaciones de carnaval, disfrazarse y pasárselo a lo grande en la fiesta de don Carnal.

Espero no haber aburrido a todos los que habéis leído mi entrevista y ya conocéis un poco a ese que está detrás dando mazazos. Gracias por el tiempo que le habéis dedicado a leerla.

Ya se han casado… Enhorabuena a David y María

David y María

Entrevista al director de la comparsa

Juanfer, Víctor y AntonioDe izq. a dcha.: Victor, Martínez Ares y Juanfer

Comenzamos el 2008. El carnaval se acerca y queremos ir dando ambiente a nuestra web. Iniciamos el año con la entrevista al director y coautor de la comparsa junto con su hermano Víctor, Juan Fernando Torres. Si queréis conocer más datos podéis visitar su ficha de componente.

Ya sabemos que colaboraste con la comparsa de tu padre en tu juventud, ¿cómo fue la experiencia de un chaval de 16 años en una comparsa con una media de edad de 25 o 30 años? Fue la mejor experiencia que puede tener un amante de la fiesta. Realmente comencé con bastantes menos de 16 años. Con 10 años formamos, con un grupo de 6 amigos, una comparsa infantil, que por supuesto era dirigida y compuesta por mi padre. Entre estos 6 niños, estaba mi hermano Victor, los hijos de Ciriaco y Manuela (conocido psicólogo del ayuntamiento de Martos y profesora de francés en el instituto Fernando III, respectivamente) y otros dos grandes amigos (Cristina y Alejandro Castillejo). Fue genial cantar delante de tanta gente, como se puede apreciar en la foto de la entrevista a mi padre. Ahí comenzó mi aprendizaje carnavalero con el mejor profesor que se puede tener en esto. Además, iba compaginando mis ensayos con los de la “comparsa de los mayores”, a la que asistía tanto, que empecé a colaborar en las grabaciones. Con 14 años debuté con ellos en “Y sin embargo te quiero” y por desgracia ese fue su último año. Tengo que decir que he tenido al mejor profesor de música y copla popular que se puede tener. Hay muy poca gente carnavalera o coplera en Martos a nivel musical que no empezara su andadura en su grupo: Juan Carlos Martín, fue guitarrista en los Gitanillos (compositor chirigotero), Miguel Álvarez, tenor de la comparsa toda su trayectoria (Director de Amigos del Camino), Manolo Cuevas, Tenor y segunda de la comparsa los últimos años (Comparsista, chirigotero y director de chirigota infantil), etc…casi todos los de este mundillo hemos empezado junto a Juan Torres, y los que no, han crecido escuchando sus coplillas. Gracias Maestro.

De la experiencia con los miembros de la comparsa, solo recuerdo cosas buenas… tenía muchos “padres carnavaleros” y todos tenían bromas conmigo, era el niño de la comparsa (título que arrebaté a nuestro Rafa Camacho, jeje). Aprendí mucho esos años fijándome en las experimentadas manos de Pepe Montoro, José Luis Pérez y Antonio Luque. Todo el grupo de esa comparsa era genial.

¿Cómo surge la idea de sacar una comparsa propia? Cansado de sentir envidia sana, viendo las finales del Falla, habiendo compuesto alguna que otra canción para el coro y una vez que coincido con buena gente, con buenas aptitudes musicales y con el mismo gusanillo…solo cabe una salida. Ese caldo de cultivo se dio en el seno del Coro Entre Olivares. Menudos descansos les dábamos a los del coro…

La progresión en calidad ha sido indudable desde “La Reconquista”, pero ¿hay algo que no tengan las últimas comparsas y que sí lo tenían las primeras? Creo que las primeras comparsas tenían esa maravillosa sensación de los jóvenes vírgenes en su primera vez, es decir, tienes toda la ilusión del mundo puesta en lo que estás haciendo, aunque no se sabe muy bien lo que se va a hacer o como se debe hacer, pero da igual, las ganas, ilusión y nervios hacen que el resultado sea mágico, aunque con los años, desde la lejanía, ves el resultado real y le das la medida precisa, aunque, eso sí, sin perder el grato recuerdo de la primera vez.

Poco a poco hemos ido mejorando, superándonos, creando un estilo propio que, además, es un estilo reconocible, diferente, fresco y aceptado por público y crítica (jurados). Hace 10 años, tenía una comparsa de 15 carnavaleros adolescentes fogosos y ahora tengo la suerte de compartir carnavales con 15 grandes comparsistas experimentados, perfeccionistas y grandes amigos.

“Santa María” se ha llevado en sus bodegas 4 primeros premios. ¿Presiona el hecho de tener que revalidar el título? Para nada. Si hay algo que tengo muy claro, es que estoy involucrado en este tinglado porque me gusta y me gusta que guste a la gente, pero los jurados son 4 o 5 personas con su propio gusto, su propia opinión sobre los temas que tratas en pasodobles o cuplés y con tendencias musicales variadas. Lo del año pasado, haciendo coincidir cuatro veredictos en cuatro pueblos distintos, fue un mirlo blanco.

A mi lo que me presiona es querer hacer un repertorio mejor año tras año para satisfacer mi propia exigencia, estar al nivel de las composiciones de mi hermano, y sacar un “producto” con el que disfrute mi familia y mis compañeros. Si lo consigo, seguro que gustará a nuestros seguidores y cuantos comulguen de nuestro estilo. Pero del mismo modo, soy consciente de que es muy difícil superarse año tras año, porque si pregunto por la agrupación favorita de Martínez Ares o Juan Carlos Aragón, seguro que en la mayoría de las respuestas, no será su última agrupación, como sería según esta teoría. De momento creo que hemos evolucionado año tras año y aún no hemos divisado nuestro techo, pero se, que cada carnavalero marteño tiene su preferencia sobre nuestras comparsas…

¿Te ha emborrachado el triunfo? Me he prohibido ese tipo de alcohol, además, siento lástima de los alcohólicos carnavaleros.

Mi triunfo como ya he dicho es la aprobación de mi hermano (creo que formamos un tandem muy equilibrado y ecuánime en la composición y dirección del grupo y quizás en esto tengamos nuestra virtud), la emoción de mi madre cuando le doy una letra para la “primera revisión” (no lo sabe la gente, pero ella ha tenido un papel más importante de lo que se cree, tanto en las comparsas de mi padre, como en las nuestras). Por supuesto el ok del jefe y el besito de mi novia son los otros ingredientes necesarios para levar anclas y navegar hacia una nueva aventura.

El grupo prácticamente sigue inalterado desde “Corazón de Trapo”, ¿dice eso algo sobre la forma de trabajar y vivir la comparsa? Dice que somos amigos, cómplices, hermanos, buena gente, comparsistas, compañeros y que lo importante sobre todo es el buen rollo y la capacidad que tenemos de juntarnos los 16 con las respectivas parejas y formar una familia bien avenida. La muestra es la rápida adaptación de los nuevos de este año. Jesús Moreno se ha integrado rápidamente en el grupo y su forma de trabajar. Jesús Lara ya participó con nosotros en el proyecto del año pasado y él, frente a los que hablan desde fuera del grupo sin conocimiento alguno, si puede dar fe de lo que digo, puesto que ha participado en otras agrupaciones con otras formas y hábitos. Además me alegra ver lo contento que está Jesús Lara en la comparsa después de lo del año pasado y de experiencias carnavaleras anteriores no demasiado positivas.

El tiempo pone a todos en su sitio. Creo que nosotros hemos demostrado sobradamente que no tenemos dictaduras, manos duras, manos negras, ni tantas y tantas tonterías como se ha dicho.

Aprovecho para felicitar a todos los carnavaleros por el cierre del tristemente conocido foro del carnaval de Martos en el que una sola persona era capaz de criticar, defender y atacar de nuevo y simultáneamente, tanto a la competencia como a su propia comparsa. La colaboración entre comparsas ha conseguido desenmascarar a este desgraciado y poner fin a sus delirios.

Siempre hay afán de mejora, ¿hay mejora en el proyecto de este año? Por supuesto, es un objetivo prioritario. Es la única forma de no caer en la autocomplacencia, la rutina y por consiguiente el aburrimiento.

En el caso de este año, respecto a Santa María, por ejemplo, se ha modificado la estructura de voces, se han complicado aun mas los arreglos vocales, coros, solos, “capelas” y demás recursos.

En la música, se puede apreciar la variación de estilo (siempre dentro de nuestro sello) para adecuarla al tipo, punteos de inicio más complejos, especial musicalidad en pasodobles, cuplés algo más animaditos y una presentación y popurrí potentes. La composición de la música de la Presentación es de Miguel Angel Camacho, que por mi falta de tiempo se ha tirado al barro y nos ha traído una presentación impactante y muy en sintonía con el tipo. Las letras de los pasodobles son especialmente bellas. Hay alguna en particular donde mi hermano se ha salido. De la percusión…solo diré que vuelven a “dar el golpe”.

Si todo queda como esperamos, y si la falta de tiempo no lo impide, se que disfrutareis con la comparsa de Entre Olivares.

¿Hay ya un nombre? ¿Cómo van los ensayos? Cuenta algo más sobre la comparsa que estáis preparando. Si hay nombre..…y como se que hay mucha gente esperándolo…ahí va: “LA ETERNA BATALLA”

Es un proyecto demasiado ambicioso quizás para el poco tiempo que tenemos este año, porque como sigan adelantando el carnaval, pronto acompañaremos el popurrí con zambombas y panderetas.

El tipo es espectacular y muy complejo, tanto en elaboración como maquillaje, complementos, etc. Sumando este tipo con el forillo que estamos preparando, esperamos volver a dejar a la gente boquiabierta cuando se abra el telón, como me consta que sucedió con Santa María.

De los demás aspectos de idea, concepción, desarrollo y filosofía de la comparsa me vais a permitir que lo reserve con el único objetivo de volver a sorprenderos e ilusionaros.

También os comento que en los próximos días la web sufrirá un cambio de diseño, acorde al tipo que llevamos.

Todo el mundo sueña siempre con un primer premio, pero… ¿quita el sueño? Te puedo decir sinceramente, que ni sueño con ello, ni me quita el sueño.

Mi sueño espero poder hacerlo efectivo en breve, pero hasta entonces….silencio sepulcral.

Este año la anécdota a recordar fue algo relacionado con un pasodoble ¿verdad? Un gran amigo me dijo que iba apañado si pensaba que era una anécdota, pero…tengo que decir que estoy encantado de haber conocido a Elena, haberla involucrado en mi mundillo carnavalero y poder iniciar con ella el camino hacia un cuarteto, porque espero que no lleguemos a formar un coro!!!

Juanfer y Elena Desde luego el rato que pasamos cantando “Querer” en su balcón (a lo que contestó que SI), no os lo podré agradecer suficiente, pero lo intentaré.

Las comparsas en Martos han avanzado, ¿ha avanzado la afición? Claro que si, cada vez son mas entendidos, mas exquisitos y exigen mas calidad y cantidad. Me alegra sobremanera descubrir a gente que no esperas que esté relacionada con el carnaval son fans de tal o cual grupo de Cadiz y Martos…En ese aspecto vamos bien.

¿Prefieres concurso o la antigua fórmula de festival? Siempre concurso. Yo soy muy futbolero y no me imagino una liga basada en amistosos de todos contra todos…Si no fuera por la rivalidad de Madrid – Barcelona, Sevilla – Betis, Real Sociedad – Bilbao, etc, seguro que no tendría el seguimiento que tiene por parte de los aficionados.

Las dos comparsas marteñas, tenemos muy claro que la rivalidad debe ser sana y sobre todo carnavalera. El que no lo tenga claro, tiene un problema.

El sentimiento generalizado es que en Martos el carnaval no lleva buen camino, ¿así de drástico es el asunto o se le puede quitar hierro a ese tema? Yo sería aún más drástico. Si el ayuntamiento no se pone las pilas y apuesta clara y definitivamente por la fiesta, puede que tenga los días contados.

Recuerdo la plaza del ayuntamiento a rebosar cuando se celebraba el concurso de disfraces, de coplas y la verbena en el mismo sitio y con todos participando de todo.

Ahora se empeñan en pagar favores políticos condenando al concurso de disfraces al frio destierro de la Fuente Nueva, donde cada vez hace más frio y hay menos gente disfrazada (¿quien va a llevar a su niño de 4 o 5 años a la Fuente Nueva a que coja un constipado y a dar vueltas tontamente por una plaza medio vacia?), ah, y por supuesto, como casi todo en Martos, la organización de la asociación de vecinos queda reducida a varias barras de bares haciendo lo de siempre.

Las comparsas se ven recluidas en el nuevo teatro, donde cantan ante los que con suerte han conseguido entradas, pero que son muchos menos de los que querrían entrar y la milésima parte de a los que les querríamos cantar.

Se elimina el desfile de disfraces, tras un prolongado sufrimiento, por la falta de recursos…quizás de un cambio de idea, horario, enfoque…

Se han dado ideas, pero, eso si, con buen talante, no han sido ni escuchadas, ni tomadas en cuenta.

Espero que la nueva concejal de Festejos se tome más en serio esta fiesta y apueste por ella. Las comparsas, la gente con ganas de disfrazarse y pasarlo bien, la buena organización del entierro de la sardina por el barrio de la Plaza, exigen un mayor compromiso por parte de nuestro excelentísimo ayuntamiento.

Por último, un mensaje a todos los aficionados y seguidores. Participad, disfrazaros, parad a las comparsas para que canten, id al entierro de la sardina, al concurso de disfraces, disfrutad de cuantos actos se preparen y si no os parece bien lo que hay, esta es la fiesta de la libertad, y con un pito de caña como arma, pedid a quien corresponda lo que queráis. Que tiemble el más pintao, porque cuando llega el carnaval llega el tiempo de la crítica, la guasa, la picardía, el pecado y el desenfreno, que para eso tenemos después 40 días para pensar en ello.

Un saludo

Entrevista a Rafa “el caja”

Rafa CamachoComo ya queda menos para el carnaval es interesante saber las impresiones de la gente relacionada con él. Por eso continuamos con las entrevistas. Hoy el entrevistado es Rafael Camacho Aranda, uno de los carnavaleros marteños en “activo” con más currículo. Siempre en el apartado de percusión, ha pertenecido a las comparsas de Juan Torres y las chirigotas de Juan Carlos Martín. Actualmente es el “caja” de la comparsa y uno de los responsables de las ediciones en cd de las coplas de esta agrupación. En su ficha personal podéis conocer algo más sobre este componente.

Ya han pasado muchos años desde tu debut en esto del carnaval, ¿se vive con la misma ilusión que ese primer día? Desde luego; todo aquél que vive esta locura del Carnaval y se sube a un escenario a cantar lo sabe bien. Cada nueva agrupación es una gran ilusión que se renueva año tras año, y aunque no olvidas los años anteriores que te hayan podido traer más o menos éxitos, te centras en el nuevo proyecto para que sea mejor que todo lo anterior; a veces se consigue y a veces no, pero la ilusión se mantiene intacta; si no fuera así no nos pegaríamos todo el trabajo que conlleva.

¿De qué autor o grupo has aprendido más? De todos he aprendido y en todos he aportado lo que he sabido. Creo que la mezcla de las dos cosas ha funcionado en todas las agrupaciones por las que he pasado.

¿Cuándo y como empieza tu relación con los que ahora son los autores y directores de tu comparsa actual? Pues se remonta directamente a mi comienzo como componente de la Comparsa de Juan Torres, en 1986, ya que como sabéis son los hijos de Juan. Los recuerdo cuando eran bastante “pequeñajos” (tendrían 9 ó 10 y 6 ó 7 años respectivamente) y ya procuraban no perderse ningún ensayo, siempre que el horario fuera adecuado para ellos. Creo que verdaderamente “mamaron” esas primeras coplas del nuevo Carnaval que había en Martos. Recuerdo que Víctor estaba siempre expectante para pegarle al bombo si yo no podía asistir a alguno de los ensayos. Ellos vivieron las agrupaciones de Juan Torres igual que si fueran componentes, de hecho, Juan Fernando, aunque no salía con la comparsa, si colaboraba en las grabaciones tocando la guitarra. Desde entonces, hasta ahora, creo que se ha ido fraguando una gran amistad y respeto, y hace ya unos cuantos años…

¿En Martos qué cambiarías del carnaval actual y qué dejarías del carnaval de hace 20 años? El Carnaval es un medio de expresión que está vivo, y que evoluciona, como todo arte. La Comparsa actual tiene su referente en las Comparsas Gaditanas, adoptando sus principales características: tipo elaborado y normalmente serio, armonías y voces muy cuidadas y letras poéticas con temas más o menos generales. Sin embargo, el enfoque de las agrupaciones que había en Martos hace 20 años era muy distinto. Las agrupaciones, ante todo eran populares, cercanas a lo más sencillo del pueblo, y en sus letras contaban con aire socarrón lo acontecido en el pueblo durante el último año. Creo que había críticas más abiertas a lo que no gustaba a los ciudadanos, principalmente referentes a la gestión del Ayuntamiento o los Políticos locales, aunque también había sitio para pasodobles evocadores de nuestra tierra o de denuncia social que eran verdaderos poemas. Por esto, la acogida que tenía entre el público era muy amplia, yo diría generalizada. Recuerdo ver el Auditorio lleno hasta la bandera los domingos de Piñata por la mañana. Ahora, las agrupaciones son un poco más restrictivas, ya que no a todo el mundo les gusta esa seriedad que comentaba antes, o no las entienden, pero para los que les gusta la comparsa Gaditana, creo que tenemos en Martos unas muy buenas agrupaciones.

En definitiva: del carnaval actual, me quedaría con la calidad que tienen las agrupaciones, y del carnaval de antes, dejaría el interés que despertaba en el público. Del carnaval antiguo no cambiaría nada: era genial…

Y hablando ahora del proyecto para el próximo carnaval, ¿se afronta con más ilusión si cabe? Como dije antes, siempre hay ilusión ante un nuevo proyecto. Este año, además de ilusión, tenemos una gran responsabilidad, ya que tenemos que corroborar los cuatro primeros premios del pasado carnaval, y eso es un gran reto. No queremos defraudar al público ni a nosotros mismos.

¿Cómo van los ensayos? Bueno, como todos los años. Empezamos a primeros de Octubre, como siempre con el pasodoble. Poco después llego la presentación y los cuplés y ya estamos metidos de lleno con el popurrí. Como siempre, tenemos los inconvenientes que presentan el tener componentes que trabajan por turnos, otros están fuera, etc… y hay que coordinar los ensayos para que puedan asistir el mayor número de componentes.

¿Cómo será la percusión? En cada nuevo proyecto intentamos, mi compañero Raúl Sánchez y yo, dar una “vuelta de tuerca” más a la percusión, aunque el estilo ya nos lo dan los autores en las propias composiciones.

Creo que este año, el estilo del pasodoble es muy innovador (en nuestro repertorio) y a mí particularmente me gusta mucho. En la presentación tenemos bastante trabajo, como casi siempre, pero lo requiere así, y nosotros tan contentos. Tengo que dar la enhorabuena a Raúl por su trabajo de este año y de los pasados; se lo curra mucho.

Mójate un poco y cuenta algo de este proyecto. Aún es pronto para desvelar los detalles de la nueva comparsa, y creo que me tirarían de las orejas si cuento algo, así que os diré solamente que es un tipo con fuerza, espectacular y que tendrá polémica (cuando llegue el carnaval sabréis por qué).

¿Hay trabajo extra al venir este año el carnaval en fechas tempranas? Pues sí, tenemos casi un mes menos para hacer el mismo trabajo de todos los años, así que hay que apretarse en todo: en los ensayos, en el decorado, en el tipo, etc…, y además queremos que nos salga bien…

Un mensaje a los aficionados. Sólo les puedo dar las gracias, a los que nos siguen y a los que siguen a otras agrupaciones, porque aunque no son tantos como nos gustaría, sin ellos no tendría sentido todo este trabajo que realizamos y en el que ponemos todo nuestro entusiasmo y sentimiento. Los aficionados sienten el carnaval igual que los que nos subimos a un escenario, y sí les quiero pedir que difundan esta cultura en su entorno, para que la gente que no conoce el carnaval, lo conozca y lo viva como nosotros.

Un abrazo para todos.