Archivo de la Categoría 'Cajón de sastre'

Apoyo a Irene Martínez

Desde esta web queremos mostrar nuestro apoyo a Irene Martínez para ser retante del concurso “Se llama copla”. Las votaciones se pueden efectuar en el 905 511 152 ó enviando RETO 2 al 7734. Le deseamos mucha suerte.

Enhorabuena

oro verde

La noticia no tiene nada que ver con el carnaval pero los protagonistas si están ligados al mundo del Dios Momo y por eso tiene cabida dentro de nuestra web carnavalera. El coro “Oro Verde” de Torredonjimeno ha pasado a la final del programa-concurso “Viva mi coro” y desde aquí le deseamos toda la suerte del mundo en esa final el próximo día 26. Seguro que regresarán con el primer premio debajo del brazo.

Foto: http://blogs.canalsur.es/vivamicoro/?vE=C62,C66

El bló del Carmelo

La otra tarde navegando por aburrimiento y buscando cosillas de Cádiz apareció un blog de Cádi Cádi que seguro que os va a enganchar. Como muestra:

“Opá, ¿tú tiene algo que hasé esta noche?” A ese tipo de pregunta de mi Sergio uno no puede contestá porque corre el riesgo de que te implique en alguna astividá molesta, insalubre o nosiva, sin que te pague ni el plú del Convenio. Yo puse la mirá de “¿en qué me quiere pringá tú a mi?” y mi chiquillo, que las coge al vuelo por mucho que diga la tutora que mi Sergio es heredero a la Corona, porque tiene tó la caraja borbónica, él es mu inteligente me contestó. “Es que tengo entrada…” pero en ese momento llegó la mare y le dio al botón del Mute.

No tardó mucho mi Chari en levantarse pa ir al bate que los quiguise que se jama la tienen de probadora de Roca en contrato de fija discontinua. “Tengo entrada pa un consierto esta noche”. “¿Entrada? ¿Cuanto cuestan?” le pregunté porque soy tan mirao por la de Ubrique como el mismísimo Umberto. “No, si son invitastione gratuita”. Gratuita, ¡qué gran palabra!. “Entonse, sí. ¿Quién viene a cantá?” aunque la pregunta era superflua porque de grati voy a un consierto hasta de Los del Río, si hase falta. Bueno, tanto no. “Viene el nota del chikichiki”. ¿El del chikichiki? vaya pelotaso en diresto un consierto de ese gachó con el tupé y la guitarra que tiene ¡una cansión! Por lo meno estaba seguro de que iba a sé corto. Pero no me cuadraba que ese tipo de música le gustase a un virtuoso del maso en la banda de corneta y tambore.

“No, opá, si a nosotro no nos gusta, pero es que como viene ese gachó que va de guapote po aquello estará lleno de piba y asín podemo aprovechá pa pillá cacho, que está la cosa cortita. Íbamo a ir el Gaspá y yo, pero viendo el caná Operasión Triunfo se ha abierto la muñeca y tiene el braso en cabestrillo. El Cosovo se ha echao novia y como vive solo po está comprando asione de Dure y el Són está con 39 en la cama, pero de fiebre, que má quisiera ese pillá una orgia.” Me dejó con la boca abierta con la esplicasione. “Ademá, que contigo no me piden el carné pa entrá”. Subí los hombro pa mostrá mi asestasión pero una cosa estaba clara: “tú se lo dise a tu mare”. “Sin poblema”.

Me estaba yo arreglando quitándome las pelotilla de las uña de los pié cuando escuché a mi Sergio dándome una auténtica lesión de manejo de mi Chari es sinco minuto. “Omá, yo estoy en una edá mu delicá y nesesito un referente masculino pa podé desarrollarme mejón como persona. Y ¿qué mejón referente que mi propio pare?”. Se oyó como mi Chari trataba de meté basa sobre el tema de que yo era el mejón referente masculino, pero mi Sergio no le dejó. “Y como hoy es marte, vamo a irno los dó a dá un paseo y charlá tranquilote de nuestras cosa porque yo lo nesesito”. Mi Chari asestó de mala gana, pero conforme nos veía arreglarno, meno convensia se le veía. “¿Endónde vai a ir? ¿Por qué no pueed ir yo con vosotro? ¿Tan arreglao vai a ir a dá un paseo? A mi me estai engañando. Carmelo, ¿tú que te está echando colonia?…” Pero ante de que la Gestapo gaditana interrumpiera la operasión huida logramo escapá. Y despué dise el Berlusconi que en Italia no hay mujere que manden, po le mandaba yo a unas poca que conosco de Cádi pa que las nasionalise.

El consierto era en el Barabá que es un pá que hay por la parte del Paseo Marítimo. Nos fuimo en la amoto hasta allí, pero con la levantera que hasía, levantera de categoría dó, sólo superá por las levantera de categoría uno, o levantera sirco, llegué con tó los pelo del Rafa Nadá, pero en cortito. Mi Sergio no, porque él tiene esperiensia en estas salida y se había echao media produsión de Patrico. Había cola pa entrá, pero no era demasiao larga. Vamo, que había má negrito el lune en Bahía Blanca. Me estraño que pa un artista esesioná como el Chikilicuatre no biera jaleo. Lo que sí había era mucho pibón suelto (y alguno agarrao). También había alguna puretona interesante y eso siempre es interesante, nunca mejón dicho. Sin en cambio, pese a que la cola no era larga, se empesaron a oí vose que disían que no íbamo a cabé tos, que era aforo limitao, que habían dao má invitasione de la cuenta. Yo mire a mi Sergio, mi Sergio me miró a mi, y de forma mu gaditana nos pegamo un cuele de categoría.

Ya estábamo dentro y me reiteré en mi sensasión de la puerta: había muchas má niña pa mi Sergio que pureta pa mi. Aunque con una pa pegarme un arrimón, tenía bastante. ¿O no? A tó esto salió el artista que tenía que cantá y aparesió en el senario un tío rubio, de metro setentitanto, con el pecho con meno pelo que el culo de un niño chico. No era el Chikilicuatre sino un tal Carlo Baute que cantó una cansión algo asín como “ese chikichiki lo quiero pa mi, con su chikichiki yo quiero viví…” Y yo que me había ensayao el brikindán, el crusaito, el maikel yason y el robocó.

El piberio se iba volviendo cada vé má loco y mi Sergio porque no tiene gafa que si no se le revientan los cristale porque tenía lo sojo fuera de órbita viendo a tanta niña moviendo el esqueleto. Me acodé en la barra y me fui pidiendo una serie continuá de jotabé cola que costaba cada uno a sai leuro. Meno má que el camarero lee el bló y yo se lo agradesco que me conviara. Algo que le saqué a la noche.

Saqué eso y una aprendisa de nuera nueva, que era la má fea de toas las gachí que había en el pá. Porque al finá mi Sergio se enrolló con una gachí que tenia toa la cara de un chikichiki. El hijoputa tuvo que bajá el listón de una forma que hasta su mare lo biera superao. Y es que con hambre no hay pan duro, aunque ante que siertos pane buena son dó macoca.

Por sierto, yo no me comí ná. Má que ná porque soy mu respetuoso con mi Chari. Y porque el día que me desida a lansá una canita al aire no va a sé en presensia de un testigo de cargo como mi hijo. No sirvió de ná mi fidelidá, porque cuando llegamo serca de las tré me llevé un broncaso reglamentario. Y eso que entramo mi Sergio y yo abrasao en un simbolo totá de perfesión en la relasión paterno filiá pero cuando empesamo con lo de “…y el chikichiki se baila asín…” mi Chari se coscó de que el paseo venía patrosinao por alguna empresa escosesa. Aunque, debo disí que el colocón impresionante ha dao lugá resacaso del carajo hoy, porque aquello será mucho Barabá, pero eso era garrafón.

Pues de cosas de “Cadi Cadi”, de carnavales y demás historias hay una “jartá” en http://elmasgadita.blogspot.com/. Seguro que os engancháis.

“Supertirititran, el superhéroe gaditano”

   

Déjate de PSP, de XBOX y de pamplinas. El juego del año es “Supertirititran, el superhéroe gaditano”. Aquí podrás disfrutar de una gran aventura por la ciudad de Cádiz, luchando contra villanos derrotistas. Y lo mejor es que ni se lo tienes que pedir a los Reyes Magos ni al gordo sieso de Papa Noel. Te lo puedes descargar “de gratis” pinchando aquí. No te lo pierdas. Diviértete con la gracia de Cádiz.