Mi guitarra

ManoloCuando era niño daba clases de guitarra a la sombra de un campanario que yo mismo hacía sonar para que las viejas enlutadas de cara pequeña y amable y rodete de plata se acercaran a misa. Un día cambié de feligresía y guardé la guitarra en un rincón de mi iglesia donde le brotaron telarañas hasta que el olvido le partió las cuerdas. Os confieso que no la echo de menos.

Si me permitís quitarme el antifaz un momento os diré que empecé a escribir porque no encontraba otro sitio en este mundo donde pudiera decir una frase completa y pensar que alguien me había escuchado. Un día conocí una guitarra nueva, limpia, ágil, y con oídos. Una guitarra humilde pero poderosa, una guitarra moderna pero barnizada a la manera tradicional, una guitarra que incluso antes de tocar pasodobles me enganchó. A partir de ahí caminamos juntos porque nos dio la gana, porque nadie preguntó el por qué y así lo decidimos. Recuerdo que una vez dejamos abandonado al niño Jesús recién nacido en medio del pueblo de juguete que nos habíamos inventado porque caímos mal, porque decíamos la verdad con uve mayúscula y molestaba a la autoridad de hábito blanco y suciedad debajo de la alfombra de su conciencia. Con dos cojones Manolo, con dos cojones. Eran tiempos en los que las latas de atún se fabricaban del estaño que hacía soldaduras en nuestra amistad.

Después cambiamos el templo por el teatro Falla, y la guitarra descubrió este sonido que inunda las horas del reloj de carnavales. Y ya no había más procesión que un pasacalles, ni más monición que una letrilla, ni más dios que Don Carnal, ni más misa que la final, ni más sermones que el pregón en San Antonio. Y como aquí en estas tierras libres para cantar valía cualquier cosa que decíamos, y este dios nos quiso sin bautizar, la guitarra me abrió las puertas de su comparsa y ahora tengo guitarra y comparsa. No tengo muchos amigos aunque conozca a mucha gente, pero es que no es fácil encontrar a alguien que te escuche a la sombra de unas cervezas, es que no hay muchos que no se les suba la sangre a lo alto de la sinrazón porque sencillamente no nos gustan las mismas coplas, es que en estos tiempos en los que todo es mentira a ésta guitarra se le puede contar la verdad ya sean cuplés o pasodobles.

No echo de menos a mi guitarra porque la llevas tú. Y encima me has puesto a febrero en la puerta de mis dedos. Así lo escribo para que todos lo sepan. Gracias guitarra.

http://elantifazz.blogspot.com
José Castillo.

13 Respuestas a “Mi guitarra”


  1. 1 Victor

    Impresionante antifaz. Sencillamente impresionante. Yo, al igual que tú, tambien tengo mi guitarra, pero como sé que no se enfada, a veces toco con la tuya. Y a veces canto a dos guitarras. Así surgió mi comparsa, y mientras ninguno calle o deje de tocar seguirá viva. Y se que esto nunca sucederá, porque su sonido alimenta la amistad, y la amistad mejora el sonido. Manolo, eres un crack, no se si te lo he dicho alguna vez, pero lo pienso siempre.

    “Mi guitarra, no se la den a cualquiera,
    y si acaso… que la condenen conmigo…”

  2. 2 Manuel S

    ¡Cuántas latas de atún! A las 3 de la mañana sabían a gloria.

    Jose GRACIAS, con mayúsculas como la AMISTAD y la VERDAD que siempre han estado ahí. Víctor esta guitarra siempre tiene las cuerdas nuevas. Espero que mi/vuestra guitarra siempre saque las melodías que nos unen.

    No lo merecía.

  3. 3 erkajita

    Antifaz siempre es un placer leerte. Se nota que hay una buena amistad con esa guitarra.

  4. 4 Rafa, el Caja

    Manolo, es justo y merecido.

  5. 5 Humareda

    Qué gran pluma tienes!! (no te ofendas, jeje)

    Lo escrito no vale la pena intentar mejorarlo ni decir más.

    Hoy le pongo música, de carnaval, como siempre. Al leerte, recordé la presentación.

    Cuarto premio de Cádiz en 1995, comparsa, Taller de Melodías.

  6. 6 Humareda

    No ha salido el vídeo!!!

  7. 7 Juan Torres

    Muy bonito Antifaz. Se ve que que tu amistad con “la guitarra con oídos” tiene unas raíces muy profundas. Hoy en día, estos casos son difíciles de conseguir.
    Por otra parte, observo que “ésa guitarra” tiene muchas cuerdas amigas que también la miman y la arropan… ¡ésa guitarra tiene mucha suerte! Para ella, esta oda de Pablo Neruda:

    Delgada
    línea pura
    de corazón sonoro.
    Eres la claridad cortada al vuelo:
    cantando sobrevives,
    todo se irá menos tu forma.

    No sé si el llanto ronco
    que de ti se desploma,
    tus toques de tambor, tu
    enjambre de alas,
    será de ti lo mío,
    o si eres
    en silencio
    más decididamente arrobadora,
    sistema de paloma
    o de cadera,
    molde que de su espuma
    resucita
    y aparece, turgente, reclinada
    y resurrecta rosa.
    debajo de una higuera,
    cerca del ronco y raudo Bio-Bio,
    guitarra,
    saliste de tu nido como un ave
    y unas manos
    morenas
    entregaste
    las citas enterradas,
    los sollozos oscuros,
    la cadena sin fin de los adioses.
    De ti salía el canto,
    el matrinomio
    que el hombre
    consumó con su guitarra,
    los olvidados besos,
    la inolvidable ingrata,
    y así se transformó
    la noche entera
    en la estrellada caja
    de guitarra,
    temblando el firmamento
    con su copa sonora
    y el río
    sus infinitas suerdas
    afinaba
    arrastrando hacia el mar
    una marea pura
    de aromas y lamentos.

    ¡Oh! soledad sabrosa
    con noche venidera,
    soledad como el pan terrestre,
    soledad con un río de guitarras.
    El mundo se recoge
    en una sola gota
    de miel, en una estrella,
    todo es azul entre las hojas,
    toda la altura temblorosa
    canta.

  8. 8 Macc

    Los amigos de sus amigos se merecen todo…

    Pero quillo, ¡Que feo has salio en la foto!

  9. 9 Manuel S

    Pues si se merecen todo voy a ir preparando una lista jeje.

    Bonita oda la de Neruda. Gracias Juan.

  10. 10 Nuria

    No podía dejar pasar esta oportunidad que me brindas antifaz, sin decir algunas palabras a TU GUITARRA y la MIA; ási que aquí estoy (ahora que tengo unos minutos) sólo quiero decir que lo mejor que me pudo pasar en la vida fue dejarme cautivar por la música de ésta guitarra, pues a partir de ese momento mi vida ha estado llena de melodías de los más diferentes estilos y por supuesto de amigos que se han unido sin importar la melodía que sonara en cada momento.
    Espero que su música nunca cese y cada vez seamos más los que disfrutemos con ella y lo más importante, con quien la hace sonar

  11. 11 Juan Fernando

    Cuando pensaba que mi niña lo tenía todo…unos abuelos carnavaleros, copleros, flamencos, un tito carnavalero a más no poder que le cantaba en cuanto la oía y un padre que la acariciaba en cuanto tenía un segundo mientras su futura mami le sonreía…apereció tu niña, tu guitarra… y pasó lo que tenía que pasar… Mi guitarra tiene una gran amiga en tu guitarra y… los padres y titos, han llegado a ser grandes amigos de tanto juntarse en el parque sacando de paseo a sus guitarras…

    Gracias guitarras, gracias amigo. Por cierto, puedes estar seguro, de que mientras pueda, no le faltará a tu guitarra una nueva melodía con la que dormir al querubín de la casa.

  12. 12 Alberto

    Con ella fue con quien canté
    todas las canciones posibles
    y también las imposibles,
    las canciones, que no se cantan y escriben
    porque son cantos de cisne,
    de sirena y de cigarra…
    contigo a la espalda como si fuera un fusil,
    con el que disparo mi palabra…

    Yo no sé tocar muy bien la guitarra, de hecho no la toco, la aporreo… ojalá supiera manejarme con ella mucho mejor de lo q lo hago…

    Os habéis fijado que en esa comparsa estaba el Lulu de la chirigota del sheriff en 1º fila?? Un poco más delgaito y con más pelo jeje… y hay un par de ellos más que después pasaron con el sheriff…

    Pd: A 20 euros Juan Fernando…?? Me parece a mi que voy a pasar la cinta que grabé yo en mi casa a dvd jajajaja

    Un abrazo

  13. 13 Juan Fernando

    Pues no harías ninguna tontería tal y como se ha puesto la cosa…y cualquiera pide derechos de autor..jeje

    (no os preocupeis si no lo entendeis, son cosas nuestras…)

Añade un Comentario