Archivos del Mes para marzo, 2008

Entrevista a Raúl, el bombista de la comparsa

Retomamos las entrevistas para ir conociendo un poco más a todos los que forman esta comparsa. Este vez le toca el turno al bombista, que desde el inicio de la comparsa está detrás marcando el compás de toda la comparsa. Raúl Sánchez es pilar básico para que no se pierda “compás” y responsable, junto a Rafa Camacho, de toda la percusión. Podéis conocer más datos suyos en su ficha de componente.

Desde el año 1999 con el bombo “a cuestas”, ¿afición o lo típico de “porque nadie quiere tocarlo”? No es que sea afición, me gusta la percusión, pero eso de llevar unos kilitos colgados no es muy agradable.

La verdad es que cuando me dijeron de entrar en la comparsa, por el año 1999, era el único puesto que quedaba libre (qué casualidad). Cuando Juan Fernando me lo comentó le dije que sí, pero yo nunca había tocado un bombo y si no valía para ese puesto me buscara sustituto, le gustaré todavía cuando sigo.

De todas formas, sigo con la esperanza de poder pasar a primeras filas, pero pocos se atreven a tocar el bombo y aquí sigo, con un “peazo” bombo que cada vez que veo otras agrupaciones con bombos más chicos, me acuerdo de quien me lo colgó.

¿Cómo se ve la comparsa desde atrás? Este año se veía bien poco, simplemente alas blancas y negras. Yo la veo bien, desde atrás puedes ver a casi todos, ver lo que hacen, como se mueven.

Se ve casi como la pueden ver los de la segunda fila pero diferente de los que están en primera fila, ya en serio, veo una comparsa compacta que disfruta cantando y lo da todo en los escenarios.

¿Cuál ha sido el año en que para ti la percusión ha estado más trabajada? Difícil responder con una agrupación en concreto. Desde LA RECONQUISTA hasta LA ETERNA BATALLA el trabajo ha ido mejorando. En la primera comparsa creo recordar que hacíamos pocos adornos de percusión pero mucha ilusión para hacer un buen trabajo, pensad que era la primera vez que me colgaba un bombo, aunque sabía tocar la batería, de bombo de una comparsa no tenia ni idea. Con Corazón de Trapo ya cambió un poco la cosa a igual que con Figúrate. De la Fragua fue un buen año de percusión, muchos ritmos flamenquitos y cosas nuevas para mí, con los Bufones también fue un año complicado para conseguir esos ritmos que vayan con el tipo y con la música y que no sean muy repetitivos, pero Santa María y La Eterna Batalla creo que han sido los dos años en que la percusión ha trabajado como nunca. Con la nao nos calentamos la cabeza pero este año hemos dado una vuelta más a la tuerca de la percusión, buscar dos ritmos en el estribillo del cuplé y hacer ritmos diferentes a lo estamos acostumbrados a escuchar.

En definitiva, me quedo con todas las agrupaciones porque con cada una de ellas he aprendido mucho gracias a mi compañero Rafa Camacho. Para él la tuerca de la percusión nunca se llegará a apretar. Él es el culpable de que la comparsa me subvencione una fisioterapeuta después de carnaval. GRACIAS RAFA.

En todos estos años seguro que tienes infinidad de anécdotas, ¿cuál recuerdas especialmente? Sin duda el año que mejor recordaré es el de los bufones, mucho frío el que pasé en Cádiz, en el fin de semana de piñata, en ese callejón esperando al taxi, no me quitaba el frío ni ese tanga (tirachinas) que pude ver en un soplo de aire y, para colofón, una semana de vida llevaba dentro de mi mujer mi hija Paula. Os remito a una canción que para mi es claramente lo que me sucedió http://www.youtube.com/watch?v=I8X3L4kZzes.

Ahora que recuerdo, con Santa María en el teatro de Martos empezaron a presentarnos para la actuación cuando, de repente, apagaron todas las luces y me vi sin bombo. Lo malo no era eso, tenía que ir detrás del forillo a por él, ponérmelo, salir al escenario y todo a oscuras. Estaba ya el telón abierto cuando yo salí.

¿Qué te ha aportado personalmente todos estos años de comparsista? Sinceramente la satisfacción de tener a buenos compañeros tanto como personas, como cantantes, compositores,… y la amistad que tengo con ellos. Muchas sensaciones nuevas, por ejemplo cuando ves al público secándose las lágrimas. Nunca olvidaré cuando mi compañero Ismael me hizo saltar las lágrimas después de cantar en Martos con la Fragua. Conocer muchos locos carnavaleros/as, compartir ideas y escenarios. No todo ha sido bueno, también me llevo cosas no muy gratas, pero me quedo con las buenas.

¿Cómo ha transcurrido este carnaval? Para mí a pasado demasiado deprisa, de un lado para otro, sin tiempo para nada, un poco estresante. Después de varios meses ensayando luego pasa todo en un abrir y cerrar de ojos.

Pienso que son muchos meses trabajando y poco tiempo para disfrutar del carnaval. De cantar en los escenarios casi que nos hartamos, pero el estar en la calle, con la gente de cachondeo y con cerveza, este año nos hemos quedado un poco cortos. Hemos tenido menos juergas por la coincidencia en el mismo fin de semana de carnaval de varios concursos, pero muy contento por lo bien que lo hemos pasado en el escenario.

Este año dos primeros premios. Supongo que satisfecho, ¿verdad? Sinceramente estoy muy contento con los primeros, segundos, ….. pero hay una recompensa al trabajo que supera cualquier premio cuantitativo que otorga un jurado, y ese es el aplauso del público.

Como he dicho antes, estoy contento con los primeros premios, pero la satisfacción de este año para mí es que después de cantar las semifinales en el Darymelia (Jaén), y tras quitarme las alas,me disponía a bajar a vestuarios cuando vi a un chaval de unos 8-9 años, se me acercó y con cara de sorprendido me dijo “que pedazo de comparsa, me habéis gustado mucho y para mí sois los mejores”. Me comentó que el cantaba en una agrupación y que le gustaba muchísimo el carnaval, le dije que ánimo y que siguiera trabajando para hacer carnaval. Esto supera todos los primeros premios que me puedan dar, estas cosas son la que nunca se olvidan a igual que todo un teatro en pie aplaudiendo.

¿Qué deseo carnavalero tienes? Que vuelva Antonio Martínez Ares al carnaval y me fiche de octavilla (ES BROMA). Que sigamos juntos cantando todos los años que podamos y si Antonio no me ficha como octavilla que lo haga para tocar el bombo. Que la gente de Martos se anime para hacer agrupaciones de carnaval, disfrazarse y pasárselo a lo grande en la fiesta de don Carnal.

Espero no haber aburrido a todos los que habéis leído mi entrevista y ya conocéis un poco a ese que está detrás dando mazazos. Gracias por el tiempo que le habéis dedicado a leerla.

Ya se han casado… Enhorabuena a David y María

David y María

Difícil

LaberintoDifícil escribir cuando no sabes qué decir. Difícil si es la mente la que blanquea el papel. Difícil si ningún capitán te envenena, si ninguna procesión te inspira, si el viento no arrastra papelillos. Difícil escribir en esta época de pasodobles sin letra.

La primavera es un estallido de colores, de amores, y un invierno para el carnaval. Es la miel que suaviza las voces altas. Es el letargo donde reposan los sueños hechos realidad. Es el alcanfor de los tipos, y entre alcanfores es difícil oler a Febrero; más bien a conserva.

Difícil hablar de libertades cuando la anorexia devora la alegría y nos alimenta de monotonía. Nos queda rumiar coplas mirando las maratones de CD’s, enmarcar las fotos de este año y colgarlas en el pasillo interminable de nuestras ganas, casi diría yo, deseo. Difícil decir nada desde que Doña Cuaresma abusa de un pito de caña superlativo en la terraza de la iglesia. Difícil desde que el incienso inunda el aire que olía a tres por cuatro.

Difícil como enhebrar un popurrí de 8 minutos, como llevar 8 pasodobles buenos, como esperar 8 meses los ensayos, como hacer gracia en los cuplés 8 veces, como imitar un octavilla, como encontrar 8 que canten, como poner 8 notas a una escala, como contar el lunes de carnaval para el octavo día de la semana, como querer que la plaza de las flores sea la octava maravilla del mundo, como tumbar el 8 y que parezca infinita tu vuelta. Es difícil pero aquí seguimos.

Aquí está mi menda lerenda, un rey sin corona aclarando lo difícil, atado de manos y antifaz. Ahora si es de verdad:


Soy un caletero sin playa
Una garganta sin canto,
Un gaditano sin muralla,
Un tango sin batea,
Y una batea sin tango.
El luto de los canallas,
La llave del teatro Falla.

http://elantifazz.blogspot.com
José Castillo.

La comparsa de Juan Carlos Aragón para el 2009

Hoy se ha anunciado en la web de la comparsa de Juan Carlos Aragón el nombre de ésta para el próximo año 2009. La “banda” se llamará el año que viene “Los comparsistas seladan d’artistas”. Ya podemos empezar a especular con el tipo aunque la verdad es que suena casi a broma. Por otro lado hay que decir que es cierto eso de que algunos comparsistas se la dan de artistas. Seguro que os habéis topado con más de uno. Bueno, broma o no, esperamos que el próximo año vuelva a sacar a la calle una gran comparsa como lo viene haciendo siempre. Además no hay que olvidar que para el carnaval 2009 el gran “Ramoni” cantará en esta comparsa. Este si que es un comparsista que se las puede dar de artista.

Mi guitarra

ManoloCuando era niño daba clases de guitarra a la sombra de un campanario que yo mismo hacía sonar para que las viejas enlutadas de cara pequeña y amable y rodete de plata se acercaran a misa. Un día cambié de feligresía y guardé la guitarra en un rincón de mi iglesia donde le brotaron telarañas hasta que el olvido le partió las cuerdas. Os confieso que no la echo de menos.

Si me permitís quitarme el antifaz un momento os diré que empecé a escribir porque no encontraba otro sitio en este mundo donde pudiera decir una frase completa y pensar que alguien me había escuchado. Un día conocí una guitarra nueva, limpia, ágil, y con oídos. Una guitarra humilde pero poderosa, una guitarra moderna pero barnizada a la manera tradicional, una guitarra que incluso antes de tocar pasodobles me enganchó. A partir de ahí caminamos juntos porque nos dio la gana, porque nadie preguntó el por qué y así lo decidimos. Recuerdo que una vez dejamos abandonado al niño Jesús recién nacido en medio del pueblo de juguete que nos habíamos inventado porque caímos mal, porque decíamos la verdad con uve mayúscula y molestaba a la autoridad de hábito blanco y suciedad debajo de la alfombra de su conciencia. Con dos cojones Manolo, con dos cojones. Eran tiempos en los que las latas de atún se fabricaban del estaño que hacía soldaduras en nuestra amistad.

Después cambiamos el templo por el teatro Falla, y la guitarra descubrió este sonido que inunda las horas del reloj de carnavales. Y ya no había más procesión que un pasacalles, ni más monición que una letrilla, ni más dios que Don Carnal, ni más misa que la final, ni más sermones que el pregón en San Antonio. Y como aquí en estas tierras libres para cantar valía cualquier cosa que decíamos, y este dios nos quiso sin bautizar, la guitarra me abrió las puertas de su comparsa y ahora tengo guitarra y comparsa. No tengo muchos amigos aunque conozca a mucha gente, pero es que no es fácil encontrar a alguien que te escuche a la sombra de unas cervezas, es que no hay muchos que no se les suba la sangre a lo alto de la sinrazón porque sencillamente no nos gustan las mismas coplas, es que en estos tiempos en los que todo es mentira a ésta guitarra se le puede contar la verdad ya sean cuplés o pasodobles.

No echo de menos a mi guitarra porque la llevas tú. Y encima me has puesto a febrero en la puerta de mis dedos. Así lo escribo para que todos lo sepan. Gracias guitarra.

http://elantifazz.blogspot.com
José Castillo.