Tipo

antifazHay letras de carnaval que te renuevan, que te despiertan, que quitan el envoltorio de la conciencia rígida y cerrada, ansiosa de cuaresmas y letargos; letras que desde ese momento en que la oyes te acompaña en la ducha, en el coche, en los malos momentos, en los dulces, y cuando menos lo esperas aparecen en tu cabeza como si fuera la primera vez que te besan en la frente. Hay músicas de carnaval que atacan al corazón y lo envejecen, que te mueven entero, que te pintan la cara de tres por cuatro, que te hacen explotar de energía musical, que llaman a tu sangre para que grite; músicas que anochece detrás de ellas, que iluminan como una mirada sin palabras cuando suenan, que desafían a Goliat, a Mozart y al mismo Apolo.

Hay tipos de carnaval que son trajes, y otros que son viajes. Disfraces que sin levantar los pies del suelo nos llevan a otro lugar, a otro tiempo quizá todavía por venir, o a otro pensamiento que quizá se quede allí a vivir, en el país de los pensamientos. Vestidos de carnaval. Doblar la esquina de la imaginación; dar otra vuelta de tuerca a lo exagerado. Poner delante de tus ojos lo imposible para que lo veas. Carcajada de la condición humana. Caricatura de un señor normal. Vestidos de carnaval que dejan desnuda nuestra torpeza a la hora de vivir. Se puede vestir lo que no existe, porque si me muero me disfrazo de vivo, y que viva el carnaval; y si vivo, quítame el disfraz y déjame el antifaz que sino me muero. En cada tipo hay algo de un pájaro que no emigra al calor y que te lleva volando desde Febrero hasta donde tú quieras. En cada tipo hay algo de gigante; disfraz que engrandece al que recita las letras más verdaderas. La verdad es la más grande, pero sin disfraz. En cada tipo hay algo de barquilla. Desde la proa de tu vestimenta se ve la música que la luna compone al mar para que bailes vestido de agua, para que mueras cuando el agua se acaba. Ya sé que parece el viento el que mueve las telas del disfraz, pero es la música. Dicen que los sastres de carnaval usan las cuerdas del pentagrama de tus pasodobles para coser los trapos. Dicen que las modistas compran la tela donde compras tú el papel que decoras con tus letras.

Hay letras y músicas que se caerían al suelo si no las sujetase un tipo, un traje, un disfraz, al menos un antifaz.

http://elantifazz.blogspot.com
José Castillo.

5 Respuestas a “Tipo”


  1. 1 Manuel S

    También hay tipos desnudos si no son abrigados por la letra y la música.

  2. 2 erkajita

    Cuanta razón tienes en la última frase.

  3. 3 Humareda

    He vuelto!!

    Tipo tipo!! Voy a intentar poner un vídeo, si no sale, quitadlo.

    Minuto 10:33 Aqui se explican los tipos mas “jartibles”. Y ya de paso escuchád la cuarteta final del coro, que seguro que os suena.

    VIVA EL CARNAVAL!

  4. 4 juan torres

    ¡Muy bien por poner un coro gaditano!

    A finales de los años 80 me impresionó con su tipo de “Puerta del Mar”, pocos años después, el Coro de los Niños, creo que en el 1992, sacaron el Coro Titirimundi y ganaron el primer premio.

    Titirimundi nos trae los recuerdos del teatro-circo del mismo nombre. Hay un tanguillo gaditano que dice: “… a los titi, titirimundi, que yo te pago, pago la entrá…” la cantaba Chano Lobato.

    El popurri es impresionate, sobre todo el final: “…EL GRAN TEATRO POPULAR QUE FORMA CÁDIZ EN CARNAVAL…” Dieron en la tecla, llegarón al alma gaditana y fueron merecedores del primer premio.

    Está bien acordarnos de los coros. No debemos olvidar el tango, a todos los que nos gusta el carnaval. Es un estilo netamente gaditano y netamente de los coros. LLeva el compás, ritmo y latido de la tierra… lo mismo que el tanguillo.

  5. 5 EL CHUSTICIERO

    dice el titulo tipo…cuando vais a soltar prenda? ejejejejejej……

Añade un Comentario