Archivos del Mes para noviembre, 2007

El barrio

El barrio que no tengo es tan pequeño como el universo que me rodea. No hay ciudad más grande que mi pequeño barrio, aunque no sea mío. El barrio donde no vivo es un carnaval, porque nació en Febrero, en la claridad de las noches de febrero cuando el viento es más cálido, y se confunden los deseos, se escapó un beso a mi barrio y vino a parar aquí.

En mi barrio caben los más castizos vallecanos, esos de la sangre mezclada, la piel tostada y los ojos rojos de la droga. En mi barrio cabe un Trastevere romano, donde se tiende la ropa en las cuerdas que soportan el peso del alma miserable que deja a sus habitantes con más años que sus piedras, con más piedras que la antigua Roma. En mi barrio chico están los niños de las favelas de Río, escondidos del glamour de Ipanema, que hacen sonar la música con un balón de fútbol entre sus pies descalzos. En mi barrio nació un hombre libre, un cantor; como en El Parral chileno donde nació Neruda; en mi barrio no caben más poetas de amor y política. A mi barrio llegan las coplas que trae el baile del agua salada desde el arrabal de un tango en Buenos Aires. El arrabal no es un barrio, es el paso del tiempo escrito en las paredes. Por eso en mi barrio cabe el Raval de Barcelona, porque es americano, catalán y flamenco, porque es todo lo que quiera ser; Cádiz vive en el segundo A, y Argentina en el piso de arriba.

En mi barrio cabe Andalucía entera. En una copa de vino, entran la historia y las guitarras, en una botella entramos dos, en un barril sólo entra la sangre de las uvas, en una viña se mete la blanca y verde a tomar la sal. Percheles de Málaga, de la judería de Córdoba, y si me apuras, del barrio blanco de Martos, reflejan todos los atardeceres en un solo barrio. Amarillean la cara de sus paredes pintadas a lástima y cal, con el sol en pijama y la luna recién vestida de blanco buscando los piropos de algún noctámbulo sin barrio.

Ya no caben más fotos en el álbum de mi barrio. Ya no cabe más música en las voces del viñero. Ya no cabe más Febrero. Espacio reducido de mi universo agrio. Si mi antifaz te acaricia y esperas un te quiero, niña. Nos damos un paseo por el barrio “la Viña”.

http://elantifazz.blogspot.com

José Castillo.

Video de la I velada carnavalera de Torredonjimeno

Bueno, aunque tarde, aquí os dejamos un video con los “Bonus track” de nuestra actuación en la I velada carnavalera de Torredonjimeno, celebrada el pasado 15 de Septiembre. La calidad del video no es muy buena, pero es lo mejor que hemos podido conseguir.

Esperamos que lo disfruteis.



Antonio Martínez Ares el pregonero del próximo Carnaval de Cádiz

Martinez AresAntonio Martínez Ares (Cádiz, 1967) ha sido finalmente el elegido para ser el pregonero del Carnaval de Cádiz 2008, que comenzará el 31 de enero y concluirá el 10 de febrero.El autor gaditano, con 20 comparsas y cinco grandes premios a sus espaldas (Los miserables, 1993; La ventolera, 1994; La trinchera, 1996; Los piratas, 1998; y La niña de mis Ojos, 2001) será el encargado de poner voz al pregón de la plaza de San Antonio el primer sábado de carnaval.

Tras acudir por última vez al concurso de agrupaciones del Gran Teatro Falla en 2003, con Calle de la Mar (Tercer premio), Martínez Ares inició su carrera como solista con su primer disco ‘Por Martínez Ares’, labor que compagina con la composición de canciones para artistas españolas tan destacados como Pastora Soler o Pasión Vega.

www.diariodecadiz.es

¿Dónde estoy?

El barco llegaba al puerto después de un viaje salado y largo, largo y tortuoso, tortuoso y musical – que es lo mismo que salado para el caso que nos ocupa – y en su aproximación a tierra firme la muralla y los torreones iban tomando entidad y haciéndose nítidos a la vista sin antifaz. Palmeras entre palacios, castillos bañándose en playas públicas. Las conchas de las paredes se confunden con la ropa tendida en los balcones. Un ejército de edificios levanta sus antenas como fusiles en formación para defender la ciudad. El barco se anuncia. La señal sonora acerca la visión de la gente que puebla los muelles del puerto: limpiabotas, pintores, muchachas descalzas de zapatos y amor, poetas descalzos de amor y dinero, chiquillos que ganan una moneda a cambio de una churretosa sonrisa de bienvenida, taxistas ilegales como las chirigotas de sabor añejo, ancianos que cuentan mil veces la misma historia, y un grupo de muchachos de 80 años que cantan a guitarra y percusión.

Buscando el horizonte, adivino los tejados del color del corazón, mal encajados unos contra otros, que muestran sólo la parte superior de algunas fachadas de colores, y que sólo interrumpen las dos torres de la catedral como dos soldados con el reloj parado. Las nubes quitan intensidad a la estampa, cada vez más grande. Los de tierra ya nos vieron, ya nos escucharon, ya nos esperan con la sonrisa blanca y el estómago vacío. Subimos a un coche para buscar alojamiento, y hasta el traqueteo de las ruedas por las calles de piedra lleva un cierto son. Huele a azúcar. Extraño, porque hace un minuto estaba impregnado de sal hasta mis versos. Llegamos a un hotel donde una señora con delantal nos da la bienvenida y un grupo de niños juegan en la calle a ser mayores.

Me asomo al balcón a la misma vez que la luna blanquea la playa más larga. No sé si están cantando o es mi cabeza que se emborrachó de carnavales, pero a mí me parece un ensayo. Al fondo de la calle, en la puerta de la playa, una bandera baila libre como la letra de la canción que cantan. La gente se aprieta dentro del bar que hay justo debajo de mi balcón hasta que se derraman algunos hacia la calle teñida de amarillo pálido por unos pinceles que se encienden cada anochecer, por unas farolas que se apagan cuando se acuesta el último borracho y la última canción.

Me hubiera preguntado dónde estoy si no hubiera conocido a Carlos Cano, pero por suerte le escuché; así que estoy en Cádiz, aunque en la mesita de noche haya un tríptico para turistas que diga: Bienvenidos a La Habana.

http://elantifazz.blogspot.com

José Castillo.

Web de la comparsa de Jaén

jaen

Desde Jaén, los amigos de la comparsa “De la nada”, que en el pasado carnaval fueron “Las llaves de Jaén”, nos anuncian que tienen activa su web. Podéis visitarla en la siguiente dirección http://lacomparsadejaen.iespana.es/ o pinchando en el enlace de nuestra sección “Enlaces de Carnaval”.

Desde aquí les enviamos un saludo y les deseamos que tengan suerte con el proyecto de este año.

¡Pero que forma de hablar!

Que forma de hablarLa primera vez que pasé por un mercado gaditano, una pescadera nos decía que si nos llevábamos unas pijotas nos las daba arregladas; pero no lo entendí hasta que un intérprete de la zona me descifró el mensaje. Y es que te puede pasar cada cosa.

Me encuentro un amigo por la calle:

“Illo, que pasa cohone? Vengo de ensayar con los pibitos, el nandi, el fali, el carli; y he estao a punto de mandarlo to al carajo. El nandi es un mamaostias; siempre de cachondeo; me tiene mediao. El Fali es mondrilón; no se despega de la barra. Ta tor día: un fanta, un fanta… illo, venga al ensayo. Con el peaso de chirigota que tenemos este año. ¡Qué maestro! Y el Carli… ese lo que es carajote. Po no que el otro día le dio a un pitijopo un palpi y le picó. De los nervios le dio la mosqueta… no te veas como corría er vaina pal centro de salud. Ahora eso sí, illo; este año está puntera la chirigotita; ni el Yuyu illo. Pero un frío en los ensayos… un frío del carajo illo. Estamos tos arrebujaos en un rincón cantando; si se trajeran un vinito pa calentar motores…y dice el director: que vinito ni vinito, se queréis ir al carajo ya? El director este que parece el greñúo con esos pelos; Amos que se tinta de rubio y es la Teo el cabrón. Y to er día: venga, vamos a echarle corazón. Ni que fuera yo un horquillita. Un mohón pa ti. Que de tonterías que hay que aguantar. Pero eso sí illo, la chirigota está puntera puntera. Illo dime algo cohone!”

Y yo le pregunté que si él era el letrista de la agrupación, por gusto de saber cuantas veces iba a poner illo en el popurrí. Si en un minuto me lo has dicho siete veces… echa cuentas.

En fin, con esa forma de hablar, hasta los cuplés más sosos te hacen reír. Y es que esta gente lo tienen todo, hasta el habla.

http://elantifazz.blogspot.com

José Castillo.