Coplas y coplillas

Hace tres carnavales, el antifaz dijo lo que dijo. Hace tres carnavales que el antifaz recuerda sus palabras. Hoy, para vosotros, para el “tatachín” que da ritmo a vuestro corazón, el antifaz recuerda y repite sus palabras, válidas por muchos años que pasen. Gracias otra vez.

En la historia de nuestro país hay un capítulo que me resulta parecido a un túnel, largo y oscuro; la eternidad de esa época esta plagada de cacerías y pantanos, de NO-DO’s y copas de Europa, de escondidos y detenidos. Don Carnal fue uno de tantos que se refugiaron en el exilio porque no había otro remedio si se quería seguir viviendo libremente. La pena fue que mientras Don Carnal se iba, su novia, la copla, que tantas veces había puesto un vestido de gala a las letras de murgas y comparsas, se quedaba a vivir bajo el régimen del dictador ante la atenta mirada de su institutriz la censura. Qué pena de novia sin su amor. Qué pena de Carlos Cano.

Pero como no hay mal que cien años dure, aunque algunas veces lo parezca, llegó un día en que los enamorados volvieron a abrazarse y a salir a pasear de la mano cada vez que Febrero les invitaba. Y a partir de ese momento la copla, falsamente identificada con la dictadura, volvió a pertenecer a su original dueño: el pueblo. A la vuelta de unos años los marteños nos enteramos de todas estas noticias gracias a un grupo de gente coplera que hizo soplar el levante gaditano por la Plaza – ya de la Constitución – y por la Fuente Nueva. Juan Torres, contagiado de la alegría y la tristeza (verdades al fin y al cabo) que nos brinda la copla, nos regaló su “Raíces del ayer” que pasó a ser el himno de Martos, a pesar del glorioso y altivo de los Calvos Morillos y Pulidos Moulets. Los antíguos jornaleros dieron paso a otras agrupaciones que nos enseñaron a admirar y a querer al pasodoble y al cuplé, a cambiar el ritmo de nuestro corazón por el de un tanguillo, y a conseguir con sus coplas a Andalucía que ese corazón bombease sangre blanca y verde: ¿imposible? Jajaja.

Sus voces flamencas dejaron constancia del compromiso de la agrupación con Martos, y consiguieron que las letras de carnaval pasaran de ser “coplillas” a elevarse a la categoría de copla, que es como siempre debieron llamarse. Además vimos como no sólo hay gracias y bromas dentro de un disfraz sino también denuncia, crítica y un reflejo de la realidad que vivíamos. Una auténtica revolución. Juan Torres y su grupo son ya eternos, como el relleno de carnaval. Son una parte de nuestra historia y una enciclopedia donde se aprende a querer a la copla.

José Castillo.

16 Respuestas a “Coplas y coplillas”


  1. 1 erkajita

    Tienes toda la razón. La censura franquista intentó acabar con la copla carnavalera pero afortunadamente no lo consiguió. Y gracias a la destacada labor de Juan Torres algunos nos adentramos en ese mundo del carnaval y sus coplas. Yo era un chiquillo de trece o catorce años cuando veía en un auditorio que rebosaba de público a esas “murgas de posaillas” como decía mi padre. Todo Martos esperaba en carnaval la crítica, la sátira y el humor de las coplas de Juan Torres. Ha conseguido que esa copla que comentas “Raíces del ayer” sea todavía recordada por cuantos están fuera de su tierra. Yo tengo familiares en el extranjero que cantan esa copla con lágrimas en los ojos. Por mucho que les pese a cuatro fanáticos sin escrúpulos, Juan Torres fue el que nos enseñó a los marteños ese maravilloso mundo de las coplas de carnaval y nos acercó con sus versiones de Cádiz un trocito de la gracia y el arte de la Tacita. Todos deberían agradecer a este hombre el haber sido el pionero en hacer carnaval en Martos.

  2. 2 EL CHUSTICIERO

    Muy bonito. Me acuerdo de esas comparsas de Juan Torres… Un tío mío salía en ellas… La de los romanos con esa chicholina fue un descojone jejejejeje…. Y esa canción de raices del ayer estoy seguro que todo marteño que esté fuera de Martos la escucha con alegría…

  3. 3 tres por cuatro

    Los buenos escritos y las buenas coplas son como el buen vino no se agrian, no caducan, sino que perviven y ganan en cuerpo…cuanto más se beben, más se disfrutan y mejor sabor de boca dejan.
    Enhorabuena Juan Torres.
    Enhorabuena Antifaz

  4. 4 Luis M. Luque, Martos al Día

    Dios!! se me ha puesto la carne de gallina al oir “Raíces del Ayer”. No recordaba esta canción pero en mi subconsciente sí que estaba y al oirla me han venido muchos recuerdos. Es fabulosa. ¿Me la puedes mandar en mp3?

    Un saludo y precioso post.

  5. 5 Juan Torres

    Hola a todos.

    No sabéis cómo me han emocionado todos los comentarios que sobre “mi comparsa” y sobre mí habéis vertido. Me siento muy orgulloso de todo lo que hemos hecho por nuestro pueblo y del agradecimiento que “mi gente” me ha dado. Ahora, con el paso de los años, estoy viendo claramente que “fui una semilla” que felizmente germinó y dio sus frutos. Frutos que, ahora, relucen con esplendor por nuestra Andalucía: ¡nuestras comparsas actuales causan admiración por donde quieran que vayan!

    Gracias a todos los que, de alguna manera, nos estais agradeciendo la labor que un día hicimos un grupo de personas en favor de los carnavales de Martos. Carnavales que recuerdo desde cuando era niño: cuando los municipales nos persiguieron por la calle Mora de nuestra ciudad. Me vestía mi madre de mujer… y así empecé a aficionarme y a familiarizarme con “las máscaras”. Después, siendo mayor, con 20 años, lo pude vivir en la provincia de Jáen, en la Carolina -donde nunca pudieron con él-, una tarde que el Martos C.F. jugaba con el carolinense y yo jugaba en el equipo marteño.

    Primero fuimos los “gitanillos de la Peña”. Jugué con este nombre porque éramos de la peña flamenca y también del la Peña de Martos. A raiz de entonces y después del éxito obtenido, al año siguiente salimos de “Antiguos Jornaleros”. Fue “un pelotazo”, sobre todo- como sabeis- con la copla “raices del ayer”. Esta canción surgió en verano -a mí me gustaba preparar con tiempo el carnaval- y se la canté a unos tíos de mi mujer que vivían en Madrid. Cuando vi las lágrimas resbalar por sus mejillas, me di cuenta de la importancia sentimental que tenía para cualquier marteño que residiera fuera de Martos, como también fue mi caso.

    En mi tiempo, con la democracia recien estrenada, mis coplas expresaban los sentimientos del pueblo ante los políticos, los sucesos más importantes que habían acontecido en nuestra ciudad… y hasta llegué a hacerle una copla a una calle: las Huertas.

    Como anécdota os quiero señalar que la cinta que grabamos por primera vez en los estudios Fono Ruz de Montilla, se vendió como “las rosquillas: Lérida, Bilbao, Barcelona, Madrid… fueron algunas de las ciudades destinatarias de las canciones de la comparsa “Los Antiguos Jornaleros”, un nombre que -sin querer ser presuntuoso- fue un gran acierto. También como anécdota y como agradecimiento a todos los comentarios de esta página, os informo que: un día, me pidió el que fuera alcalde de Martos, D. Manuel Carrasco Sánchez, una cinta para mandársela a un hijo suyo que en ése momento residía en el Congo africano. Ni que decir tiene que le regalé la cinta y le di las gracias por su interés. Al hilo de esto, también os puedo decir que, como había muchos marteños repartidos por el mundo, pués, hasta allí llegó nuestra cinta: Alemania, Francia… y hasta EEUU, donde un marteño escribía sus crónicas para el diario el País.

    Hablar… os podría hablar de tantas y tantas cosas… con respecto al comentario del “El Chusticiero” -al que no conozco, pero me gustaría conocerlo- sobre que se reía con “la chocholina”, en “Los Romanos de Tucci”, te digo como compositor que casi nunca me atenía a las reglas de Cádiz, dado que por aquel tiempo no era necesario cantar dos pasodobles y dos cuplés en los concursos; esto me hizo componer a mi aire: “la chocholina” llevaba un ritmo de tarantela italiana, y muchas más coplas que no se atenían a los cánones de ahora. También te informo que visitamos un puente romano en los alrededores de Martos y nos hicimos una foto… En fin, guardo infinidad de recuerdos de unos de los momentos más electrizantes de mi vida, de aquellos “Hombres de Fuego”, de la comparsa “Andalucía y de “Y sin embargo te quiero” en la que debutó mi hijo Juan Fernando… ¡que más os puedo decir! no quiero hacerme pesado.

    Para todos los que os gusta el carnaval, Erkajita, L. M. Luque, Tres por Cuatro, el Chusticiero… Muchas gracias por los elogios recibidos, y deciros que me siento enormemente satisfecho de haber contribuido con “mi comparsa” a poner un granito de arena en el carnaval marteño. También quiero deciros que sigo las evoluciones del mismo, tanto en Cádiz como en Martos y en las ciudades donde nuestras comparsas actúan. Igualmente, resaltar el grado de perfección de las mismas, tanto en afinación de voces como en espíritu e imaginación. Hoy podemos sentirnos muy orgullosos de nuestros grupos: LAS COPLAS DE CARNAVAL ESTÁN EN BUENAS MANOS… y, cómo no, RESALTAR la comparsa de “Entre Olivares” que, este año, partiendo de nuestros “mares de olivos” y con el nombre de “Santa María”, ha llegado a muy buen puerto. Enhorabuena a todos los navegantes… y a los capitanes. Y ahora, a seguir navegando en Internet.

  6. 6 Vasca

    Ya me teneis con las lagrimillas…
    Mira que a pasado tiempo desde que la escuché por primera vez, pero me sigue emocionando, y me trae muy buenos recuerdos… Gracias por regalarnos palabras y sentimientos tan bonitos.

  7. 7 Macc

    Hola Juan.
    Como te comenté hace algún tiempo, en esta página abrimos una sección llamada “Recordando nuestras raices” de la que esperamos te conviertas en articulista principal.

    A todos nos gustaría recordar tus coplas. Seguro que muchas no han perdido actualidad.

    Saludos y encantado de verte por aquí.

  8. 8 Manuel S

    José, enhorabuena por el artículo. Esperando estoy el de homenaje que me comentaste jeje. Como bien ha dicho Jose y algún que otro aficionado por aquí, Juan Torres ha sido el que nos abrió los ojos carnavaleros a los que disfrutamos con las coplas de carnaval. Yo me acuerdo que llenaba el auditorio hasta la bandera como ha dicho el chusticiero y que todo el mundo esperaba ansioso a la comparsa de Juan cantarle a Martos como él lo hacía.

    Un saludo Juan, y me sumo a Miguel cuando te invita a participar en esta web que es la de todos los aficionados al carnaval. Ya tenemos un articulista en una sección y estaría muy bien tener otro para que esto crezca. Hay muchas historias y anécdotas de las comparsas de Juan Torres que seguro que nadie conoce y que a la gente le gustaría saber. A mí me ha contado algunas que son muy buenas. Así que ánimo y a participar, que ya estás jubilado y tienes mucho tiempo libre.

  9. 9 Juan Torres

    Hola de nuevo a todos.

    Felicidades, José Castillo, por tu fenomenal artículo “coplas y coplillas” de carnaval. En mi primera intervención, he sufrido “un pequeño despiste” -como siempre me ocurre- y he olvidado, en los agradecimientos, tu nombre. De nuevo, mi más sincera felicitación y mi enhorabuena por todas tus intervenciones en la comparsa “Entre Olivares”.

    Sigo tus escritos con gran interés, dado que eres un sincero enamorado de la fiesta pagana, estás muy bien documentado y tienes bellos sentimietos hacia las coplas de Andalucía

    Saludos cordiales… ¡y a por otro escrito como este!

  10. 10 El Antifaz

    Bueno, bueno, bueno … Si tuviera palabras para explicar esto. Las busco:


    Entre Cádiz y Martos
    Hay tal distancia,
    Que cuatro versos no valen
    Para contarla.

    Hay un mar infinito
    Donde las barcas
    Recogen aceitunas,
    Mientras se canta.

    La muralla que sus piedras
    Secretos guarda,
    Gaditano el piropo,
    Marteña la enamorada.

    Entre Cádiz y Martos
    Hay tantas cosas
    Que te las digo niña
    Con cuatro coplas.

    De carnavales vivo,
    De chirigotas,
    De comparsas marteñas,
    Cántame otra.

    La fuente tiene nombre,
    De febrero su alma.
    En Martos es Juan Torres
    En Cádiz, Paco Alba.

  11. 11 Manuel S

    ¡Bueno como se está poniendo esto! La pasada semana en plan filosófico. Ésta sentimental. Parece el repertorio de Juan Carlos Aragón. Sólo falta el típico cuplé de Juan Carlos donde pone la suegra a parir.

  12. 12 Juan Fernando

    Lo que no dudo, José, es que por tu “culpa” y la de Eli (lógicamente), seguramente dentro de algunos años, tendrás un artículo similar a este, recordando tus críticas, comentarios en prosa y verso, o emotivas felicitaciones… y será leido por tus dos, ya no tan pequeños, carnavaleros, lo que provocará que respiren profundamente, orgullosos de saberse herederos del legado de un gran carnavalero. Gracias por hacerme sentir así.

    Co-fundador y primer presidente de la Peña Flamenca de Martos. Autor y director de la primera comparsa en la vuelta de la democracia (con 6 agrupaciones a sus espaldas). Responsable de la “transición” en Martos de la “tradicional murga” a la “comparsa”. Creador del himno de los marteños emigrantes “Raices del ayer”. Fundador y presidente de la Asociación Cultural Entre Olivares. Autor y director del Coro “Entre Olivares”. Padre de la “Noche de la copla”. Paladín e inspiración de los “llenazos” del Auditorio Municipal de Martos con tu comparsa y tu coro (hoy el auditorio es un ilustre entre tus fans). Colaborador como autor de la comparsa “Santa María” (éste éxito también es tuyo)….. Este espectacular curriculum artístico, resultado del trabajo, pasión y dedicación por la cultura musical andaluza en Martos ha marcado mi espíritu y el sello que intento plasmar en las agrupaciones de la comparsa de “Entre Olivares”, por lo que para mi es un autentico orgullo poder compartir esta fiesta con el análisis sincero de mi madre (una carnavalera en la sombra), la complicidad de mi hermano y el espejo donde mirarme de mi padre. GRACIAS.

  13. 13 Juan Torres

    Hola Antifaz

    Estoy viendo que Martos es vivero de poetas. Enormes esos versos. Por su estructura se podrían cantar como siguiriyas, aunque donde más encajarían es en su entorno natural: las coplas de carnaval. Les podría ritmo de tango gaditano, y no descarto -ahora que tengo tiempo- ponerles música. Si lo llevo a feliz término, serás el primero en saberlo; en otro orden de cosas, gracias por la comparación con Paco alba.

    Y hablando de él, yo tengo muchos videos del carnaval de Cádiz. Uno de mis favoritos es aquel que nos brindó Canal Sur, en el que sus antiguos compañeros homenajeaban a este gran compositor, saliendo con el tipo de aquella comparsa que sacó Paco: “Los Hombres del Mar”, en 1965. Este tipo marinero lo copié cuando di el primer pregón de carnaval en nuestra ciudad. Paco Alba, como bien sabrás, paseó algunas comparsas suyas por toda España. Yo pude ver una de ellas, “Los Julianes”, en el circo Price de Madrid, allá por el año 1958. Por aquel entonces, un tío mio me llevó a ver a Estrellita Castro que actuaba junto a Enrique Montoya y a un joven valor de la canción: Carmen Sevilla; en este espectáculo estaba contratada la comparsa de Paco. Es obvio decir que mis conocimientos del carnaval eran cero patatero. También años más tarde, pude de nuevo saborear una de las chirigotas más famosas de carnaval de Cadiz y que era original de Enrique Villegas: Los Beatles de Cái. Venían contratados en la companía de Juanito Valderrama, y actuaron en Martos.

    Los pasodobles de Paco son inmortales. En uno de mis viajes a Cádiz pude escuchar muchos de ellos, con un amigo de Cádiz que pertenecía al coro mixto de Adela del Moral. “Hay quién dice que Cadiz no tiene fiestas”, “No es que la luna tenga luz de plata”, “guitarra mía”… son pasodobles inmortales de Paco Alba, que frecuentemente se pueden escuchar en cualquier esquina o en cualquier tasca del barrio de la Viña.

    Miguel Angel Camacho me ha invitado a escribir algo sobre las comparsas que “saqué”. Creo que lo voy a hacer, cuando mi hijo Victor me escanee algunas fotos de ellas…. También os contaré una anécdota de cuando Angel Zubiela visitó mi piso en Pierre Cibié, con motivo de la actuación de la comparsa de Martínez Ares, “El Vapor”, en la Noche de la Copla y de sus comentarios sobre mi colección de casettes sobre el carnaval de Cadiz.

    Saludos cordiales

  14. 14 Macc

    Recuerda que también se puede pinchar el “tocadiscos” desde aquí. En este caso un sonido vale más que mil imágenes.

  15. 15 Carlos

    Juan por favor!
    Cuéntanos sobre “El posaíllas” y la carrera, ¿Es cierto que le escribió una canción Juanito Valderrama?
    Me alegra mucho leer sobre ti y desde luego, estoy orgulloso de ese arte. Son mis raíces.

  16. 16 el baketa

    Por favor D. Juan¡¡ cuentenos la historia de Poseillas¡¡ Gracias artista¡¡¡¡¡¡¡¡

  1. 1 Martos al Día.es - » Raíces del Ayer
    Dirección Pingback a 6 mar, 2007,

Añade un Comentario