Conquista o descubrimiento

Todo viaje tiene su parte dulce, exitosa, triunfante; y su parte amarga, a veces inhumana, fácilmente egoísta. Al viaje de Colón le podríamos poner entre los viajes que sólo los valientes son capaces de hacer. Imagino al Almirante – o lo que fuera en su tiempo – superando los comentarios de los retraídos de espíritu, apegados al pequeño trocito de tierra que conocen, y espantados por la osadía de un marinero desafiante. El éxito de Colón es el descubrimiento de la nueva tierra. Ahora lo imagino diciendo a todos: “yo tenía razón”. El coraje y la locura propios de un carnaval le llevaron a ampliar el horizonte a los mortales de este lado del océano; a limitar a unos meses la llegada al fin del mundo. El éxito fue cantado por la comparsa Santa María en estos Carnavales. El éxito fue también concedido por el pueblo en febrero; ¿qué más se puede pedir? Por este motivo os saludo, os abrazo, en los versos de Rubén Darío:


¡Argentina, región de la aurora!
¡Oh, tierra abierta al sediento
de libertad y de vida,
dinámica y creadora!
¡Oh barca augusta, de prora
triunfante, de doradas velas!
De allá de la bruma infinita,
alzando la palma que agita,
te saluda el divo Cristóbal,
príncipe de las Carabelas.

Sin embargo, el viaje de Colón nos dejó una mancha en el alma que podríamos haber encontrado en la comparsa Santa María, pero que, desgraciadamente, no fue así. Mira por donde, unos cientos de años después ya no hemos podido aguantar más, y abrazando a Uruguay, hemos encontrado una comparsa gaditana (Araka la Kana) que revienta esta mancha española no sólo restregando en la cara el asqueroso orgullo de la conquista de aquella tierra virgen, el saqueo de su riqueza, o la imposición de la religión católica; sino también la vergüenza de que algunos de nosotros seguimos sintiendo rechazo por aquella raza, tantas veces explotada, y ahora expulsada de esta tierra que consideramos nuestra. La tierra es sólo una herencia temporal. Nos vamos pronto de aquí.

Vuestro viaje por este carnaval lo tomo como un descubrimiento; no como una conquista. Difícil es el oficio de la humildad después de la borrachera de medallas de carnaval. Pero siempre tendrá más mérito aquello que más trabajo nos cuesta hacer; ya que nuestro demonio (cuaresma) nos envenena por la calle del éxito – que empalaga cuando se saborea demasiado – haciendo que crucemos sin darnos cuenta la finísima frontera que hay entre el orgullo y la prepotencia. No os lo toméis a mal, que os quiero como si fuerais “La Fragua”; pero descubrir es llevar libertad – o llevar carnaval, que para el caso es igual – y conquistar, va de la mano de imponer, de obligar; más propio de un semanasantero que de un loco por Febrero. Que se os suba a la cabeza vuestra comparsa, y que no seáis vosotros mismos los que os subáis a vuestra cabeza.

Jose Castillo.

4 Respuestas a “Conquista o descubrimiento”


  1. 1 Juan Fernando

    El tipo y la escenografía van enfocados, como tu bien dices, en el viaje del descubrimiento, puesto que si se hablara de conquista o colonización, habriamos al menos bajado del barco, je,je. Cierta es la mancha del abuso y explotación desmedido y cierta es su posterioridad al enfoque de nuestro proyecto, aunque igualmente cierto es que hubiera sido un buen tema.

    Por lo demás, todos pueden estar tranquilos, pues sabemos lo que nos ha llevado a este “exito” efímero que entrega la extraña y dificil coincidencia del gusto artístico de 5 o 7 personas que forman los jurados en 4 localidades distintas…y no hablo de otra cosa que la dedicación, el trabajo, el esfuerzo, el afán de superación, la autocrítica, la fidelidad a un sello personal, el respeto por los demás y mucha dosis de tierra bajo nuestros pies (en este caso agua).

    Lo que si nos van a permitir este año, es la borrachera de “éxito” de la cual somos víctimas, borrachera causada por el cariño y entrega de los buenos aficionados que tenemos en Martos (entro los que me agrada encontrarte, amigo Antifaz) y los que nos hemos ido encontrando a lo largo de nuestro viaje.

    Gracias por tu colaboración y por ser otro apasionado de esta fiesta.

  2. 2 victor

    ¿CONQUISTA O DESCUBRIMIENTO?
    Descubrimiento. Nosotros no descubrimos nada, mejor dicho, nos descubrimos nosotros mismos y a nosotros mismos.Cuando el telón se abre, somos nosotros los que mostramos nuestras canciones, nuestra musica… nuestras almas. Somos nosotros los que nos exponemos. Creo que es el público el que nos descubre, cuando observa con ojos puros.

    Conquista. Espero que sí. Para mi la conquista se hace poco a poco, con una letra, con una octavilla, o con unas notas que lleguen de verdad al corazón. Pero la conquista es voluntaria. Nadie la impone, y, precisamente por eso, es tan grande. ¿Y como se llama a una conquista voluntaria?, ¿Anexión?. No se si la comparsa Santa María este año ha conquistado a alguien, pero sí que se ha descubierto, a los demás y a sí misma. Porque hemos descubierto nuestra capacidad de mejora, y esa es la única conquista segura. Anexión y unión. Bonitas palabras. Unión interna para formar un uno con el público. Espero que hayamos conquistado a alguien para nuestra causa, el fundamentalismo de febrero.

    Las palabras varían dependiendo de como las interpretes. Yo entiendo las tuyas. Y, seguro que un fundamentalista de febrero como tú, entiende las mías.

  3. 3 Manuel S

    Bueno, bueno, como estamos de “filósofos carnavaleros”. Víctor está llamando a la “yihad” del Dios Momo, Juanfer en plan “ternico”. La verdad es que me ha gustado mucho lo que ha escrito Jose y lo que han contestado Juanfer y Víctor. Si os pilla inspirados podéis empezar el repertorio del año que viene.

  4. 4 victor

    Recuerdo también que algo de eso escribí en el final del popurri de este año. Versos y contraversos que lo aclaran:

    Nuevos mundos,
                            El mundo se disfraza en carnaval,
    de ilusiones
                            la magia se convierte en ilusión,
    tan profundos
                             las notas que se escapan de mi voz
    como el mar.
                            estallan y se mezclan a compás.

    La conquista
                             Hoy vengo a conquistar el corazón,
    de una tierra,
                             la tierra donde el cante es libertad.
    un viaje
                            Con este viaje así se demostró
    sin igual.
                            que el mundo no conoce su final….

Añade un Comentario