Archivos del Mes para febrero, 2007

Conquista o descubrimiento

Todo viaje tiene su parte dulce, exitosa, triunfante; y su parte amarga, a veces inhumana, fácilmente egoísta. Al viaje de Colón le podríamos poner entre los viajes que sólo los valientes son capaces de hacer. Imagino al Almirante – o lo que fuera en su tiempo – superando los comentarios de los retraídos de espíritu, apegados al pequeño trocito de tierra que conocen, y espantados por la osadía de un marinero desafiante. El éxito de Colón es el descubrimiento de la nueva tierra. Ahora lo imagino diciendo a todos: “yo tenía razón”. El coraje y la locura propios de un carnaval le llevaron a ampliar el horizonte a los mortales de este lado del océano; a limitar a unos meses la llegada al fin del mundo. El éxito fue cantado por la comparsa Santa María en estos Carnavales. El éxito fue también concedido por el pueblo en febrero; ¿qué más se puede pedir? Por este motivo os saludo, os abrazo, en los versos de Rubén Darío:


¡Argentina, región de la aurora!
¡Oh, tierra abierta al sediento
de libertad y de vida,
dinámica y creadora!
¡Oh barca augusta, de prora
triunfante, de doradas velas!
De allá de la bruma infinita,
alzando la palma que agita,
te saluda el divo Cristóbal,
príncipe de las Carabelas.

Sin embargo, el viaje de Colón nos dejó una mancha en el alma que podríamos haber encontrado en la comparsa Santa María, pero que, desgraciadamente, no fue así. Mira por donde, unos cientos de años después ya no hemos podido aguantar más, y abrazando a Uruguay, hemos encontrado una comparsa gaditana (Araka la Kana) que revienta esta mancha española no sólo restregando en la cara el asqueroso orgullo de la conquista de aquella tierra virgen, el saqueo de su riqueza, o la imposición de la religión católica; sino también la vergüenza de que algunos de nosotros seguimos sintiendo rechazo por aquella raza, tantas veces explotada, y ahora expulsada de esta tierra que consideramos nuestra. La tierra es sólo una herencia temporal. Nos vamos pronto de aquí.

Vuestro viaje por este carnaval lo tomo como un descubrimiento; no como una conquista. Difícil es el oficio de la humildad después de la borrachera de medallas de carnaval. Pero siempre tendrá más mérito aquello que más trabajo nos cuesta hacer; ya que nuestro demonio (cuaresma) nos envenena por la calle del éxito – que empalaga cuando se saborea demasiado – haciendo que crucemos sin darnos cuenta la finísima frontera que hay entre el orgullo y la prepotencia. No os lo toméis a mal, que os quiero como si fuerais “La Fragua”; pero descubrir es llevar libertad – o llevar carnaval, que para el caso es igual – y conquistar, va de la mano de imponer, de obligar; más propio de un semanasantero que de un loco por Febrero. Que se os suba a la cabeza vuestra comparsa, y que no seáis vosotros mismos los que os subáis a vuestra cabeza.

Jose Castillo.

Santa María, Tercer puesto y mejor puesta en escena en Puertollano

Los días 20, 22 (semifinales) y 24 de febrero (final) se celebró el concurso nacional de comparsas y chirigotas de Puertollano, en el que participaron un total de 6 comparsas y 6 chirigotas. Solo dos agrupaciones de cada modalidad pasaban a la final.

Una vez conocido el fallo del jurado, los resultados han sido los siguientes:

COMPARSAS:
——– 1º La orquesta de la chatarra (Úbeda)
——– 2º Los carnavaleros (Córdoba)
——– 3º Santa María (Martos)
——– 4º De sol a sol (Úbeda)
——– 5º Los Huertos del Carmen (Úbeda)
——– 6º Algodón Negro (Getafe)

Mejor puesta en escena para la comparsa Santa María.

CHIRIGOTAS:
——– 1º Peña Flamenca Ozeilla La Coja (Loja)
——– 2º Con la puerta en las narices (Cordoba)

También se celebró el concurso regional de Murgas con los siguientes resultados:
——– 1º Pleno al 15 (Peña agitese antes de usar, Puertollano)
——– 2º Gente Corriente(Campo de Criptana)

Desde aquí felicitamos a todas las agrupaciones participantes, en especial a los ganadores.

Te vas, carnaval

Carnaval, tu te vienes, tu te vas. Te vas con la luna nueva, la triste, la invisible, la oscura de cuaresma repleta. Te vas como si soplas la ceniza del miércoles que viene; si hay ceniza es que algo ardió y se apagó. Te vas dejándome un solitario recuerdo para el resto del tiempo que sigue contando, a pesar del bolero que se empeña en no marcar las horas, y mi estúpida voluntad de parar el “click” ausente de mi muñeca. Te vas como un amor de verano, de blanco blanquísimo, regalando al abandono la vida de color que vivimos juntos. Te vas sin una caricia carnal a cambio de las coplas que con sangre he escrito, que con sudor he fraguado, que con dolor he parido: ay si fuera yo tu madre en vez de tu enamorado. Todo por ti, carnaval, y tú te vas dejando que la tela preciosa de tu disfraz se aleje dibujando ondas al ritmo caprichoso que marca el levante. A qué te has comprometido que te arrastra más que la libertad de las noches libres, que la risa sin final del sentimiento prohibido, por una vez permitido. Te vas carnaval para que no te vea, o para que no veas tú mis ojos doloridos por la ausencia ilógica de las lágrimas de tu partida. Te vas en el año nuevo – yo los cuento por Febreros – y mientras tiro el calendario viejo a la basura, tiraría mi propia vida por no soportar esta época plagada de rezos a un dios que no cree en mí como tú lo hacías. Ya ni el vino me emborracha; más me embriaga ver mi sombra oscura reflejada en los espejos del calendario lleno de fechas vacías, vacío de fechas llenas.

¿Dónde vas tú carnaval?
¿No estábamos bien aquí?
Yo te di lo que te di,
Y sin embargo te vas.
Yo de ti nunca me fui,
Y si te alejas de mí,
¿Será porque quieres más?

¿Acaso te hicieron mal,
Mi querido carnaval,
Los versos que te escribí?
¿Acaso era soportar
Esa leve levedad
O el peso que puse en ti?

Con tu silencio “dejás”,
Un hueco sin rellenar;
El hueco que te pedí
Que llenes de amor carnal,
Y vacías sin piedad;
Y entre lágrimas, huir.

Aunque me dejas así,
Aunque no quieras marchar.
Sin saber por qué, te vas.
Mi espera no tiene fin.
Te vas, carnaval, te vas.
Te vas, pero volverás.

José Castillo

Regreso

Dos años y medio. Ese era el tiempo que contaba día tras día, junto al muelle, esperando que regresara mi esposo. Dos años y medio de angustia y miedo, de rezos y esperanzas, y por fin, tras una complicada travesía, hacía dos semanas que se divisó en el horizonte las siluetas de tres barcos. En una de las carabelas regresaba él. Dos semanas ya, en las que quedaron atrás las dificultades.

Hoy el día ha nacido nublado. Ayer me comunicaron la muerte de nuestra señora Isabel. Desde hace dos años ya no me encontraba a su servicio. Su majestad me dio permiso para volver con mi familia a Cádiz, para esperar el regreso de mi esposo y hoy nos encontramos preparando el largo viaje hacia Segovia, para asistir a los funerales de su majestad la reina, por expreso deseo de su esposo Don Fernando. Mi esposo me ha pedido que en Sevilla nos demoremos unos instantes para visitar a su almirante y comunicarle el fallecimiento de su gran valedora y confortarlo en su enfermedad. Me cuenta que el genovés regresó enfermo de este cuarto viaje. En estos días me ha relatado todas las aventuras de los cuatro viajes de ese italiano. Han estado cargados de valor, de honor, de gloria y de éxito, aunque en algunos momentos también haya sufrido por las críticas y los intentos de rebelión. Me dijo mi esposo que el almirante sigue empeñado en descubrir nuevas rutas. Que se siente con fuerzas para continuar la labor que comenzó hace ya doce largos años.

Todavía me sigue sorprendiendo con relatos de tierras inimaginables. De ciudades con extraños edificios de piedra. Me atemorizan aun las batallas a las que tuvo que hacer frente, contra indígenas salvajes que no aceptaban la amistad cristiana de España. Todavía disfruto como el primer día con los cuatro regalos que me trajo de las indias. Cuatro magníficos presentes que me recuerdan a cada instante las alegrías y las penas que tuvo que soportar allende los mares. Esta mañana, mientras ultimábamos los preparativos de nuestra partida hacia el norte, me ha dicho que a nuestro regreso me tendrá preparado otro regalo. Yo he mostrado asombro y alegría, aunque ya me comunicó su hermana lo que tenía preparado. Ella me dijo que había comprado con todos los ahorros y la paga por haber servido en las indias, una pequeña pero bella casa junto a esa playa gaditana donde nos conocimos. Es su deseo no perder jamás de vista ese inmenso mar que separa nuestra madre patria del paraiso. Esa nueva tierra que me prometió que un día me mostraría a bordo de la “Santa María”. De esa nao que fondeada en el muelle se mece suavemente acariciando el mar.

A MI TRIPULACIÓN

Sinceramente, no se puede estar mas orgulloso de pertenecer a este grupo de lo que me siento yo.

Quiero agradeceros a todos la magnífica travesía que estamos teniendo y que, si el Dios MOMO quiere, culminará en Puertollano.

No es por que tengas una gran voz, o unos pulmones descomunales…por lo que destacas de verdad, es por el tamaño de tu corazón. Espero que los latidos de nuestro Amador sigan marcando la cadencia de los remos en cuantos viajes compartamos. Todavía resuenan los ecos de tu Tierra por el “Nuevo Mundo…”

Esa percusión……Solo se puede calificar de todo un lujo el compartir carnavales con vosotros. Rafa y Raul sois la suma de ganas, calidad y sabiduría adornada de platillos…SI SEÑOR.

Qué sería del carnaval sin “Mis Huecos”…la potencia, empaque y cachondeo que nos dais, no tiene precio. Olé por mi cuerda de bajos (Amador C. y Jose Mª) y sus cuplés pamplinas…

Y esos tenores sufridos que haceis de unión para todos (Manolo Hernandez, Raúl T. y Miguel Angel). No se me ocurre un mejor soporte. Pediré carnavales con vosotros a “San Pamplinas”. Mención especial para mis tenores viajeros, porque aun no me creo que os pegueis esas palizas de kilómetros para los ensayos…sois grandes, amigos.

No se como calificar a “Mis Chais”…los “segundas” de la comparsa, da igual para lo que sea, ahí están: remando, pintando, taladrándo, riendo…..y además, tienen un duendecillo encerrado en sus gargantas… nervio y arte pa regalar.

El rumor de las olas no ha tenido nada que hacer este año con mis compis guitarreros…hasta las sirenas se asomaban a cantar cuando acariciabais las cuerdas de vuestras guitarras por alta mar. Ole el arte de mi Noe y er Manuel. 

Y que decir de “Mi octavilla”, mi director adjunto y mi hermano…si mezclo un poquito de sal de la Caleta, un pellizco de arte “Arista”, una cucharada de dulzura “Tinista” y medio océano de gusto para cantar, me faltarían ingredientes para conseguir tu voz. Compartir esto contigo (letra, música, dirección, trabajo, pasión por esta fiesta, etc…) es lo mas bonito del carnaval. Gracias Victor.

Con dos tripulantes menos, faringitis, amigdalas rebeldes, barcos portugueses y cuantas tormentas nos hemos encontrao…, pero con el apoyo de nuestras familias, parejas, amigos, aficionados… y dos bemoles, hemos conseguido lo impensable:

“Santa María” se ha “Coronao” en el Nuevo Mundo.

Gracias Comparsa. Gracias Amigos.

De vuestro amigo el “Almirante de la Mar Oceana”. 

Santa María Primer Premio en Guadix

Concurso de Guadix Anoche se celebró en la granaina ciudad de Guadix el concurso de agrupaciones de carnaval. Se otorgaron dos premios en la modalidad de comparsas. Tras la deliberación del jurado el resultado fue el siguiente:

PRIMER PREMIO “Santa María” (Martos)
SEGUNDO PREMIO “El último viaje” (Martos)

La chirigota galardonada con el primer premio provenía de la ciudad de Loja. Sentimos no poder dar más datos sobre los premios en chirigotas. Damos la enhorabuena a todos los premiados y agradecemos a los accitanos la acogida que tuvo nuestra comparsa.

Ver noticia en andalucia24horas.